Solo 38 de 102 niños fueron restituidos
Una orden que no se cumplió

El gobierno de Estado Unidos incumplió con el plazo dado por el juez Sabraw para reunificar a los 102 menores de cinco años separados de sus padres.

Sólo 38 de ellos fueron entregados a sus progenitores dentro del plazo marcado por el tribunal de California, que concluyó la medianoche del martes. Ese mismo día, las autoridades del gobierno comunicaron al juez que a la fecha sólo pudieron certificar la relación, a partir de exámenes de ADN, de 75 niños de los 102 menores de cinco años. Sin embargo al comenzar el día reagruparon a cuatro y llegada la noche se le sumaron otros 34, lo que concluyó en total de 38 niños reunificados. A pesar de ello, la administración Trump continúa muy distante de lo exigido por el juez. 

Según informaron desde el Departamento de Salud y Servicios Sociales, ente responsable de la tutela de los menores, las autoridades no han entregado a los 64 restantes ante la imposibilidad de haber comprobado la relación de parentesco a tiempo. “Es absurdo que hayan separado a un niño de su padre y que no tengan la información completa sobre la familia” arremetió el abogado Lee Gelernt, subdirector del Proyecto de Derechos de Inmigrantes de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés),frente a la respuesta oficial. 

Tras incumplir la orden judicial el Gobierno de Donald Trump, enfrenta desde hoy el reto de reunificar para el 26 de julio entre 2.000 y 3.000  menores de edad detenidos tras cruzar la frontera con México. 

Si bien Sabraw fue contundente al decir al Gobierno que los plazos que había impuesto estaban para ser cumplidos,la administración Trump no los acató y es por ello que ACLU, los demandantes en la causa, temen que se repita la situación con el plazo final pautado para el 26 de julio.

En este contexto, Sabraw exhortó al gobierno a que presenatara un informe con los motivos y el tiempo que requerirá para hacer reunificar al grupo restante.”El juez no quiere juegos con estas fechas, el 26 de julio es la fecha límite y el Gobierno tiene que trabajar para respetarla” dijo Vakili, abogado de la ACLU en San Diego. 

Por su parte, Lee Gelernt, subdirector del Proyecto de Derechos de Inmigrantes para ACLU, reiteró que esta demanda evidencia cómo la Administración Trump separa a miles de familias sin tener previsto un proceso de reunificación. Los abogados indicaron además que fue a raíz de que el juez dejó entrever el pasado viernes que no prorrogarán los plazos que se empezó a ver “un progreso” en el Gobierno,aunque de manera ineficiente. A partir de la fecha quedan quince días para que la administración de Trump cumpla con los casi 3.000 niños separados de sus padres. La guardia fronteriza dividió entre mayo y junio a estas familias  implementando la política de “tolerancia cero” anunciada en abril por el fiscal general Jeff Sessions, que implica procesar penalmente a los inmigrantes adultos y mantener en albergues privados a los menores.