Silvana Moreno, Federico Andrade y su libro El camino del jedi

“Es la mitología revisada con ojos pop”

Los autores cruzaron la saga galáctica con la Biblia, el budismo, la astrología, el psicoanálisis, la meditación y la cábala.
“El camino del héroe o monomito se encuentra en una película, un cómic, en la propia vida.”“El camino del héroe o monomito se encuentra en una película, un cómic, en la propia vida.”“El camino del héroe o monomito se encuentra en una película, un cómic, en la propia vida.”“El camino del héroe o monomito se encuentra en una película, un cómic, en la propia vida.”“El camino del héroe o monomito se encuentra en una película, un cómic, en la propia vida.”
“El camino del héroe o monomito se encuentra en una película, un cómic, en la propia vida.” 

Caminos misteriosos, experiencias religiosas, enseñanzas enrevesadas y espíritus que se corporizan para guiar a los vivos: en las diez películas de la saga de La Guerra de las Galaxias abundan las alegorías místicas vinculadas con el credo ficcional de los jedis. Una invención hollywoodense que trasciende los disfraces cosplay y que ha permitido que algunos fanáticos hasta obtengan revelaciones espirituales con cada hipérbaton oral del maestro Yoda. Es que con la fe jedi pasa como con la iglesia maradoniana: es un enigma cuánto hay de cierto y cuánto hay de juego. 

Quienes sí se tomaron en serio la mística química de Star Wars son la periodista Silvana Moreno y el realizador Federico Andrade, autores del libro El camino del Jedi (editorial Indicios) que hurga en el universo de George Lucas desde un punto de vista espiritual. O desde muchos puntos de vista. El libro relee la saga galáctica con una mirada que entrecruza la Biblia, el budismo, la astrología, la mitología, el psicoanálisis, la meditación, la cábala... Y así como el capítulo “Astrología explicada a Han Solo” retoma el escepticismo del contrabandista espacial y lo usa para desactivar lecturas descreídas, las máximas de Yoda (como “no lo intentes; hazlo o no lo hagas”), las aventuras equinocciales como la de Luke Skywalker o la transformación de Darth Vader son revisadas por Moreno y Andrade con el fin de relacionarlas con distintos saberes y creencias de aquí y de allá. En el libro coexisten apartados como “Galaxia judeocristiana” y “Galaxia hindú” entre distintos links, paralelismos y asociaciones: después de todo, los recursos del mosaico y el remix resultan propios de un tanque de la cultura popular como Star Wars. La publicación de El camino del Jedi motivó una gira de presentaciones en la que los autores conviven con soldados imperiales, sables láser, pantallas gigantes y espacios de meditación. Moreno y Andrade avistan una nueva escala en el Festival Multiverso, hoy y mañana en el Centro Municipal de Arte de Avellaneda. 

–¿De qué se habla exactamente en El camino del Jedi: de religión, de fe, de una expresión new-age, nerd o freak para fans? ¿Puede entenderse como parte del “universo expandido” de Star Wars?

S. M.: –Hablamos de mitología y de espiritualidad, pero revisadas con ojos pop. El libro muestra cómo esta saga intergaláctica taquillera y bien contemporánea guarda historias a la altura de la mitología grecorromana. Y enseñanzas emparentadas con escuelas de pensamiento como la cábala o religiones como el cristianismo y el budismo. No pertenece al universo expandido. Tampoco es nerd, porque lo puede leer cualquiera. Es un ensayo que presenta y analiza un producto cultural de una forma entretenida y clara. Y si con la lectura se pueden volver un poco jedis, mejor.

–Los textos religiosos suelen basarse en simbologías y alegorías. ¿Es esa la manera en la que ustedes interpretaron Star Wars?

S. M.: –Star Wars está llena de símbolos y muchos fueron puestos deliberadamente por su creador. George Lucas es budista, estudioso de la mitología universal, de los arquetipos de Carl Jung (a través de su estudio de Joseph Campbell). Pero, como todo está tan relacionado en el mundo del inconsciente colectivo, descubrimos simbologías que tal vez Lucas ni premeditó, como la relación entre el camino del héroe que realiza Luke Skywalker y el recorrido astrológico del Sol en el horóscopo. O como ver, paso a paso y desde la cábala, la debacle de Anakin Skywalker hasta convertirse en Darth Vader.

F. A.: –Religión, mitología y arquetipos, todo está vinculado. En todos los casos se trata de historias simbólicas y relatos diseñados para transmitir un mensaje moral. Campbell estudió los relatos antiguos y encontró que se repetía una misma estructura narrativa que llamó “el camino del héroe”, donde cada protagonista deja la comodidad del mundo conocido para adentrarse en el proceso donde descubrirá su verdadera identidad. En Star Wars, el aspecto metafísico está representado por la presencia de la Orden Jedi, la Fuerza y el lado oscuro. Comparamos estos conceptos con los de otras prácticas espirituales. Vamos describiendo un camino recorrido por los jedis donde encontramos las huellas de Lao-Tsé, Buda, Moisés, Platón y Jesús, entre otros grandes maestros de la antigüedad.

–Hablando de grandes maestros: ¿Yoda es un profeta?

F. A.: –En el Episodio V, cuando Luke le pregunta a Yoda por un suceso futuro, le responde: “Difícil de ver. El futuro siempre en movimiento está”. Según la tradición judía, Yoda no reuniría las características de un profeta, pero sí la de un tzadik, un hombre justo y virtuoso con capacidad de liderazgo espiritual.

–El universo de Star Wars está en expansión: películas por venir, el accidentado spin off de Han Solo y las polémicas de fans por los episodios VII y VIII. ¿Cómo afectan estas cosas a la relectura espiritual que hicieron ustedes?

S. M.: –Nos encanta tanta movida. Sólo nos afectará en que, cada dos años, con cada nuevo episodio, tendremos el desafío de hacer crecer la obra, analizando las novedades.

F. A.: –Cuando salió Los últimos Jedis, pensé que para muchos debería haberse llamado Los últimos herejes. Según el fandom más clásico, Episodio VIII está lejos de respetar el canon de la trilogía original. Sin embargo, ahí tenemos a Rey y Kylo Ren luchando por encontrar balance en la Fuerza y a Luke transmitiendo su sabiduría de forma poco ortodoxa (tal como Yoda lo hizo con él). Celebramos las nuevas revelaciones en relación a la Fuerza: Luke sorprende con nuevas habilidades (como la proyección de su cuerpo astral) y advierte que la Fuerza no les pertenece a los jedis, algo que está en sintonía con las escuelas de pensamiento que analizamos. Tanto Jesús como Buda lucharon contra el establishment para hacer accesible el conocimiento a todas las personas, un pensamiento que comparten Luke y Yoda, que reaparece desde el más allá para cuestionar la importancia de los textos sagrados jedis y, en cierto modo, poner en tela de juicio la rigidez con la cual se transmitían los conocimientos hasta ese momento.

–¿Este tipo de lectura podría adaptarse a otras grandes sagas como El Señor de los Anillos, Harry Potter, Terminator, Rocky?

S. M.: –Habría que ver si hay tanta tela para cortar, pero sí. En principio, hay ciertos esquemas que se repiten en todas las historias reales o imaginarias: el camino del héroe o monomito se encuentran en una película, un cómic, la propia vida... Por eso también se genera tanta identificación del público, no importa la edad, la nacionalidad, nada.

F. A.: –Harry Potter, de hecho, cumple con todos los requisitos del héroe solar descripto por Campbell. Además, el trabajo de Rowling es épico y fascinante: ella también logra darle una nueva dimensión a la mitología antigua haciéndola atractiva para nuestra época.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ