El concepto de Macri sobre la relación con Colombia
Con una pelota en la cabeza
Macri recordó a los colombianos de Boca apenas llegó a Bogotá.Macri recordó a los colombianos de Boca apenas llegó a Bogotá.Macri recordó a los colombianos de Boca apenas llegó a Bogotá.Macri recordó a los colombianos de Boca apenas llegó a Bogotá.Macri recordó a los colombianos de Boca apenas llegó a Bogotá.
Macri recordó a los colombianos de Boca apenas llegó a Bogotá. 
Imagen: EFE

Mauricio Macri arribó a Bogotá para la asunción del nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, y dejó su sello apenas hizo uso de la palabra. Fue minutos después de aterrizar. Acompañado por la viceministra de Asuntos Multilaterales de Colombia, Adriana Mendoza, el jefe de Estado hizo un saludo protocolar muy particular. Luego de decir frases de ocasión como referirse a “la alegría de estar nuevamente acá de visita” y de afirmar que “traigo un saludo afectuoso del pueblo argentino, que está cada día más cerca del pueblo colombiano”, Macri expresó su deseo de “cada vez encontrar más cosas en las cuales poder colaborar, como colaboraron Chicho Serna, Bermúdez y Córdoba en aquella serie histórica de Boca cuando me tocó ser presidente”.

La referencia futbolística remite a los años de Mauricio Serna, Jorge Bermúdez y Óscar Córdoba en el Boca multicampeón de Carlos Bianchi a fines de los 90 y comienzos de siglo, cuando Macri presidía el club de la Ribera, su trampolín para saltar a la política. Claro que su vínculo con los colombianos de Boca no quedó en buenos términos y así lo hizo saber Bermúdez en su momento.

“De cada negocio que hace, siempre tiene que pellizcar algo para sus arcas personales", dijo en 2005 el defensor, que llegó a ser capitán de Boca. "Simplemente, en cada negocio que se hacía siempre tenía que quedarle algo a él. La famosa coima o como se la quiera llamar para dar la aprobación. Si no, era un rotundo no", afirmó entonces a un canal colombiano, quien además afirmó que "en su momento expresé los pensamientos que tenía acerca de la forma” de conducir Boca por parte de Macri.

En aquella entrevista, Bermúdez, que vistió la camiseta de Boca entre 1997 y 2001, recordó que en 2000 el club pidió cinco millones de dólares a un club europeo a cambio de su pase. “Por la noche, desde la residencia de Macri, salió otro fax exigiendo dos millones más y dejando de lado al representante que había hecho una extensa gestión por la transferencia", detalló.

Bermúdez dijo que eso también le pasó a su compatriota Córdoba y “a muchos jugadores de ese momento”, y que “Macri nunca respetó a los intermediarios” porque “para él, era gente que se ganaba un dinero que él quería para sus arcas personales". Además, lo tildó de “mentiroso” porque “no se puede tener un presidente que quiere sacarle la plata a los jugadores”. Y remarcó que “además de tener todo el dinero del mundo quiere quedarse con el nuestro”.

Bermúdez es hoy muy crítico de la gestión de Daniel Angelici en Boca. Por Twitter, hace dos años y medio, aprovechó para mostrar su desacuerdo a la visita del entonces premier italiano Matteo Renzi a la Bombonera acompañado por el mandamás xeneize.

En la relación de la Argentina con Colombia figura el hecho de que fue en Buenos Aires donde por primera vez se publicó Cien años de soledad de Gabriel García Márquez. Macri prefirió recordar un vínculo futbolístico que no lo deja bien parado.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ