Se agravan las inundaciones en el centro del país
Con el agua hasta el cuello
Hubo temporales en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires este fin de semana y ayer. Las autoridades santafesinas estiman en más de 700 millones de dólares las pérdidas, que se suman a las que el agua causó el año pasado.
General Villegas está bajo el agua y aún falta lo peor.General Villegas está bajo el agua y aún falta lo peor.General Villegas está bajo el agua y aún falta lo peor.
General Villegas está bajo el agua y aún falta lo peor. 

El 60 por ciento de Chabás, Santa Fe, continuaba ayer inundada y un 40 por ciento de las viviendas tenía agua en su interior por la falta de drenaje de las lluvias del domingo y de aguas que llegan de campos vecinos, informó el jefe comunal Lucas Lesgart.

“Somos el primer pueblo de la cuenca en el que entra más agua de los campos de la que sale”, sostuvo el presidente de la comuna, quien participaba este mediodía de un corte de la Ruta Nacional 33 para reclamar junto a sus pobladores por obras que ofrezcan “una solución”. Las principales calles de la localidad, que posee una población de casi 7 mil habitantes, estaban tapadas por el agua, que había entrado a muchas viviendas. 

En tanto, el ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, estimó en 764 millones de dólares las pérdidas agrícolas por las inundaciones y advirtió que la cifra se suma a los 2500 millones contabilizados durante la emergencia 2016. “Estamos en 3000 millones de dólares y hemos gastado hasta el último centavo para favorecer a nuestros productores tamberos, productores de economías regionales y productores frutihortícolas”, aseguró. “Nosotros hemos recibido del gobierno nacional, desde abril del año pasado a la fecha, 55 millones de pesos”, destacó. Y aseguró que unos 256 millones de pesos se perdieron por las inundaciones de la cuenca lechera santafesina, donde se vieron afectados 869 de los 3500 tambos existentes en la región.

También la provincia de Córdoba alertó ayer sobre la posible crecida de los ríos en la zona de las sierras, tras las lluvias intensas de las últimas horas, que provocaron anegamientos, algunas personas evacuadas y cortes de rutas en el territorio provincial. “Ha sido muy importante la cantidad de lluvia caída en las distintas cuencas de los ríos serranos”, sostuvo el director de Defensa Civil de la provincia de Córdoba, Diego Concha. “La crecida supera los tres metros en la unión de los ríos San Francisco y Yuspe, que forman el Cosquín”, precisó el funcionario, en declaraciones radiales.

En la localidad de La Granja, a 53 kilómetros al norte de la capital cordobesa, bomberos voluntarios evacuaron a un contingente que se encontraba acampando en las márgenes del río.

Las autoridades provinciales reportaron además que en Cosquín, el río San Francisco creció más de dos metros y fue cerrado el paso por el puente Molinari, e indicó que, en el mismo sector, el San José de los Ríos aumentó 1,57 metro. Asimismo, detallaron que entre las localidades de Ascochinga y Jesús María se encontraba interrumpido el tránsito vehicular sobre la ruta, debido a la caída de árboles y al agua que alcanza los 30 centímetros sobre la carpeta asfáltica. En La Cumbre cayeron 200 milímetros de agua en poco tiempo, por lo que la localidad quedó anegada. “Ninguna localidad está preparada para tanta cantidad de agua. Veníamos limpiando los arroyos y no nos dio tiempo, y con todas las ramas caídas y troncos, hizo de dique y anegó la localidad”, dijo el intendente, Rubén Ovelar, a La Voz del Interior.

Paralelamente, tres localidades del partido de General Villegas, en el noroeste bonaerense, continuaban ayer con agua en calles y caminos a raíz de las intensas lluvias caídas el fin de semana.