En el arranque de la Superliga, Vélez venció 2-0 a Newell’s
Puntos vitales para engrosar un bajo promedio
El peruano Abram festeja el primer gol de su equipo y de la Superliga.El peruano Abram festeja el primer gol de su equipo y de la Superliga.El peruano Abram festeja el primer gol de su equipo y de la Superliga.El peruano Abram festeja el primer gol de su equipo y de la Superliga.El peruano Abram festeja el primer gol de su equipo y de la Superliga.
El peruano Abram festeja el primer gol de su equipo y de la Superliga. 
Imagen: Bernardino Avila

En el encuentro que dio inicio a la Superliga 2018/2019, Vélez comenzó con buen pie y se impuso 2-0 a Newell’s en el estadio José Amalfitani. El peruano Luis Abram al minuto de juego y Matías Vargas, de penal, anotaron en la primera etapa los goles del local, que con este triunfo sumó tres puntos vitales para engrosar su alicaído promedio. Con poco poder ofensivo, el conjunto rojinegro dio un primer paso falso en Liniers. 

La campana de largada del torneo doméstico encontró a dos equipos que venían de competir en la Copa Argentina con suerte dispar. Mientras Vélez quedó eliminado a manos de Central Córdoba de Santiago del Estero, Newell’s pasó de fase ante Defensores Unidos de Zárate con un contundente 3-0. 

Asimismo, ambos mostraron caras nuevas. En el local, que curiosamente llevó su clásica V azulada también en las dorsales, hicieron su presentación el arquero ecuatoriano Alexander Domínguez, Jhonathan Ramis y Gastón Giménez. Por su parte, en el visitante debutaron los paraguayos Iván Piris y Teodoro Paredes, y contó con la vuelta de Joel Amoroso tras su paso por Belgrano. 

Vélez golpeó de entrada cuando tras un corner Domínguez envió un centro que pudo ser capitalizado de cabeza por Abram para abrir la cuenta. Enseguida, Bouzat se escapó y quedó cara a cara ante la salida desesperada de Ibáñez, quien terminó amonestado por tocar la pelota con la mano fuera del área.

Con la ventaja, los dirigidos por Gabriel Heinze intentaban hacerse del control de pelota y sacaban provecho de las pocas ideas de su rival, por lo que el juego se volvió chato y con el visitante llegando poco al arco contrario. Así, una jugada en ataque del local que no presuponía mayor riesgo generó una falta grosera dentro del área de Fontanini en perjuicio de Abram. Echenique cobró el penal que Vargas cambió por gol para que Vélez se ponga 2-0. Newell’s tuvo su única llegada a un minuto del descanso, pero el remate de Amoroso fue despejado por Domínguez. 

En el complemento, el equipo de Omar De Felippe buscó torcer el trámite, pero encontró firmeza en el dueño de casa para defender un merecido resultado que dejó felices y conformes a los simpatizantes de Vélez.

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ