San Lorenzo y Tigre igualaron en Victoria en un primer tiempo muy vibrante
Los dos tienen mucho para mejorar
El equipo local se puso en ventaja rápidamente con dos goles de diferencia, ante un rival que se mostraba desconcertado. Pero los propios errores le posibilitaron al visitante poder llegar al empate, que fue definitivo.
El encuentro fue muy electrizante durante todo el primer tiempo.El encuentro fue muy electrizante durante todo el primer tiempo.El encuentro fue muy electrizante durante todo el primer tiempo.El encuentro fue muy electrizante durante todo el primer tiempo.El encuentro fue muy electrizante durante todo el primer tiempo.
El encuentro fue muy electrizante durante todo el primer tiempo. 
Imagen: Fotobaires

Mientras se prepara para el desquite contra Deportes Temuco por la Copa Sudamericana, con un panorama más claro después de que la Conmebol le dio por ganado el partido de ida (3-0), por la mala inclusión de un jugador rival, San Lorenzo intentó empezar de la mejor manera su camino en la Superliga. Sin embargo, los planes no le salieron del todo bien, ya que arrancó el certamen con dos goles en contra cuando apenas se jugaban 11 minutos en el estadio de Tigre. El conjunto de Boedo estuvo desconcertado en ese lapso, y el local lo aprovechó para sacar una rápida ventaja.

Tigre esperó en su campo, y con poco margen para equivocarse, ya que es uno de los equipos más complicados en la tabla de promedios, fue inteligente para pasar al frente. Lucas Menossi convirtió un gran gol, luego de que controló la pelota de derecha y definió de zurda, sin dejarla picar, para que Navarro no pudiera reaccionar. Cuando habían pasado apenas seis minutos de esa jugada, San Lorenzo cometió un error en la salida que Federico González no desperdició y marcó el segundo gol del local, con un zurdazo abajo. El equipo de Ledesma sorprendía de entrada. 

Tigre sostenía la diferencia en el juego teniendo la iniciativa del desarrollo. Pero los errores propios lo dejaron expuesto: Blandi aprovechó un mal cabezazo de Prediger para, en el segundo intento, poner el descuento para San Lorenzo. Entre el gol y el cobro, Espinoza habló con el juez de línea, quien no vio que la había bajado un jugador del local, y había levantado la bandera marcando una posición adelantadas que no fue. 

Esa no fue la única equivocación del local , ya que Canuto dio un pase que quedó corto, y Reniero estuvo muy atento para aprovechar la mala salida de Marinelli, y tocar la pelota suave por abajo. Cuando había hecho muy poco, San Lorenzo igualó el duelo. 

Los dos equipos parecieron haber gastado todos sus argumentos futbolísticos en la primera parte, debido a que en la segunda mitad no mostraron el mismo ritmo.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ