Tras las muertes en una escuela de Moreno
Renunció el interventor designado por Vidal
Sebastián Nasif, el interventor del Consejo Escolar de Moreno, encargado de controlar el estado de los colegios, deja su cargo. Su partida llega tras las versiones de que el ministro de Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny, también daría un paso al costado y de los intentos de la gobernadora por despegarse de la tragedia de la cual es responsable.

Luego de la tragedia de la escuela 49 de Moreno que se cobró dos vidas, renunció Sebastián Nasif, el interventor del Consejo Escolar designado por la gobernadora María Eugenia Vidal con la responsabilidad de controlar el estado de las escuelas del distrito.

Un documento mostró la responsabilidad del Consejo Escolar ante la tragedia ocurrida el 2 de agosto, día en el que por un desperfecto de la red de gas -que ya había sido denunciado por la comunidad educativa-, generó una explosión que provocó la muerte de la vicedirectora de la escuela, Sandra Calamano (48) y del auxiliar Rubén Rodríguez (45). Ambos habían llegado al establecimiento a las 7:30 para abrir las aulas y preparar el desayuno, poco antes de la llegada de los chicos.

Una semana después de la explosión, la gobernadora Vidal dio a conocer una carta pública. Hasta entonces, apenas se había referido al tema a través de un tuit con el que trató de desvincularse de lo ocurrido y acusó a los docentes de “politizar” el tema. En el texto publicado ayer, la gobernadora bonaerense se mantuvo fiel a su estrategia de desligarse del estado de abandono en el que se encuentran las escuelas de la provincia. En esa carta Vidal volvió a responsabilizar al Consejo Escolar del distrito, cuando en verdad, según pudo corroborar este diario, al momento de la muerte de los dos docentes, el Consejo Escolar de Moreno estaba a intervenido por decisión del director general de Cultura y Educación provincial, Gabriel Sánchez Zinny. Fue Sánchez Zinny quien designó a Sebastián Matías Nasif como su representante en ese cargo.

La proliferación de denuncias sobre las escuelas en ruinas preocupa a la gobernadora y su director general de Cultura y Educación por sus costos políticos. Ayer circularon versiones sobre la renuncia de Sánchez Zinny pero desde la gobernación niegan que tenga pensado dejar el cargo. La gobernadora y uno de sus funcionarios de más alto rango buscan por distintos medios descentralizar el impacto de las dos muertes. Sin embargo, Sánchez Zinny, tal como publicó Página/12, firmó un acta donde se especifica que los arreglos de gas dependían de un funcionario designado por él, Nasif, hasta hoy, el primero en dar un paso al costado. Inmediatamente después de la renuncia de Nasif, la provincia ratificó la continuidad de la intervención designando en su reemplazo a Ana Politi.

Al tomar conocimiento de la noticia, Roberto Baradel, secretario general de SUTEBA, se refirió al tema a pedido de este diario: "Nasif es Sánchez Zinny y Vidal en Moreno, quiénes son los responsables de todo lo que hizo y de lo que no hizo en el Distrito, por lo tanto por más que renuncie la responsabilidad de las muertes de Sandra y Rubén, que se podrían haber evitado, es de ellos."

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ