El gobierno de Vidal les ofreció un aumento del 1,6 por ciento
Paro en los hospitales bonaerenses
Los trabajadores rechazaron el último aumento paritario que propuso la administración provincial: unos 98 pesos para un médico que recién ingresa. Las autoridades no volvieron a convocar al gremio y la paritaria quedó trunca. Sólo funcionan las guardias.
La medida afecta a los 80 hospitales públicos.La medida afecta a los 80 hospitales públicos.La medida afecta a los 80 hospitales públicos.La medida afecta a los 80 hospitales públicos.La medida afecta a los 80 hospitales públicos.
La medida afecta a los 80 hospitales públicos. 

Trabajadores de hospitales bonaerenses agrupados en la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) realizan un paro durante este miércoles en reclamo del incumplimiento del acuerdo paritario por parte del gobierno de María Eugenia Vidal. La medida de fuerza afecta las consultas programadas y el funcionamiento de los consultorios externos, pero no las guardias que seguirán atendiendo emergencias.

“Todavía no cerramos el último trimestre de las paritarias de 2016. Nos ofrecieron un 1,6 por ciento de aumento, lo que significa 98 pesos para un ingresante. Por supuesto lo rechazamos de plano y no nos volvieron a convocar”, sostuvo Fernando Corsiglia, presidente de Cicop.

Según explicaron desde el gremio, los médicos acordaron dividir la negociación paritaria por trimestre, pero no hubo ningún acuerdo para los últimos meses. Además del aumento salarial, los trabajadores denunciaron que el gobierno bonaerense no cumplió con el pase a planta de 600 trabajadores, entre profesionales y no profesionales de los hospitales.

“En la última negociación acordamos que gradualmente íbamos a terminar con el sistema de ingreso como becarios, ya que no cuentan con estabilidad laboral ni los mismos derechos laborales que el resto de los trabajadores. En diciembre debían pasar a planta 300 profesionales y 300 no profesionales y todavía no hubo ni sólo un pase”, precisó Corsiglia.

Además de las condiciones de trabajo, el dirigente gremial hizo hincapié en que las inversiones en materia de salud que viene realizando el gobierno bonaerense son muy inferiores a las necesarias. “Según un informe propio del Ministerio, de los 80 hospitales que hay en la provincia 53 tienen un estado edilicio crítico. Se comprometió a hacer inversiones presupuestarias pero son insuficientes. Hay deficiencias de infraestructura que son muy graves”, criticó el dirigente.