Baby Etchecopar agrede y tiene flota propia

Una veintena de taxistas cortó el tránsito en la esquina de Uriarte y Nicaragua ayer al mediodía, luego de que el conductor Baby Etchecopar reclamara al aire que sus oyentes acudieran a protegerlo de un escrache convocado para protestar por sus agresiones a una entrevistada. El jueves, Etchecopar dijo a una entrevistada del Movimiento Evita que era “porquería, vividora, gusano”. Luego aseguró: “con los planes que cobran les sacan la guita a sus hijos”. Ayer, el conductor salió del estudio para agradecer a los taxistas que lo apoyaron y aseguró: “Cada vez que nos toquen les vamos a romper el culo a bocinazos”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ