El cambio en la edición impresa se verá en un mes
Página/12 presentó su nuevo diseño a los socios
Imagen: Guadalupe Lombardo

Página/12 presentó el nuevo diseño de su edición impresa, que verá la luz en aproximadamente un mes, ante un grupo de lectores asociados al diario. La editora general, Nora Veiras, y el jefe de Diagramación, Gabriel Minvielle, mostraron las diferencias entre la actual versión y el rediseño. Es el cuarto diseño que adopta el matutino desde su nacimiento en 1987. En aquel entonces, el diseño corrió por cuenta de Daniel “Sordo” Iglesias. Entre 1998 y 1999, con la llegada del color, se hizo el primer cambio, a cargo de Alejandro Ros, quien con Minvielle hizo el diseño actual hace una década.

“El papel sigue siendo el principal reservorio, tiene un peso documental que no se encuentra en la volatilidad de las redes y en los medios electrónicos”, dijo Veiras ante quienes se acercaron al Centro Cultural Caras y Caretas de la calle Venezuela, a metros de la redacción. Junto a Minvielle mostró páginas del diario, desde la tapa hasta la contratapa, en su versión actual y con el nuevo diseño. Pese a los cambios, hay rasgos identitarios que se mantienen. “Página/12 siempre tuvo una marca registrada que es una sola noticia presentada en portada como principal, con la que marcamos agenda”, siguió la editora general. “A veces se dificulta sostener eso porque puede haber muchos temas en el día y además se pierde espacio para las otras noticias que acompañan la tapa porque privilegiamos anunciar la opinión”, detalló.

Minvielle destacó que en la tapa “hay elementos que remiten al origen del diario” como el pirulo y el triangulito. A partir de ahora el título principal no es todo en mayúscula y se quitan las barritas verticales que encierran a otros títulos en tapa. “La propuesta central es mejorar la calidad de lectura”, precisó sobre la nueva tipografía, Goudy, que reemplaza a la Times. Como consecuencia de la nueva letra, hay un mayor interlineado, con lo que los textos serán un poco más breves. “La lectura es más descansada con la Goudy, una tipografía que ya se utiliza hace varios años en el suplemento dominical Cash". El diagramador también dijo que el desafío fue “no perder identidad”. Veiras estimó que será un gran desafío hacer notas más cortas porque “históricamente, en el diario, tendemos a hacer notas largas. Hay que adecuarse al diseño”.

Dentro del diario se podrán ver fotos más destacadas. Para Minvielle, “es una manera de atraer al lector”. Muchas imágenes no se verán en el concepto clásico de la foto, sino con las siluetas recortadas. Además se suma la barrita roja del logo, como soporte de los destacados. Todo se pensó en un sentido global para que “armonice con el diseño de la web”, explicó Veiras, quien detalló que en la edición digital “tiene que haber una ilustración sí o sí”.

En cuanto al uso del color, el rasgo distintivo es en las notas de opinión. Son los únicos recuadros que tienen color de fondo en este rediseño, con la idea de jerarquizar esos textos. También se usará el color como un elemento de asociación: por ejemplo, el violeta de fondo en notas sobre violencia de género, o el verde en información sobre la lucha por el aborto legal.  A su vez, los textos de la contratapa también se jerarquizan a nivel de los de opinión. Otros recursos gráficos a apreciarse en un mes serán las infografías con datos en Economía y columnas con noticias breves que suman imágenes y volantas, como en la web.

Sobre el final de la charla, mientras Veiras y Minvielle intercambiaban opiniones con los lectores, quienes en gran medida saludaron los cambios, se hizo un repaso sobre los cambios en estos treinta años de vida del diario a nivel del logo, como la incorporación de la barra roja en el logo hace diez años, que reemplazó a la barra oblicua del logo original. Minvielle contó que la P y el 12 siempre fueron un diez por ciento más grandes que en la tipografía original y eso se corrigió y se acomodó el punto de la i levemente hacia la izquierda. “Tenemos colores menos agresivos”, puntualizó Minvielle, que dedicó los últimos seis meses al nuevo diseño tomando como base bocetos realizados junto a Walter Molina, y caracterizado como “más suave, más amigable y más elegante”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ