“La mantienen los fieles”

“A la Iglesia la mantienen los fieles”, dijo ayer el papa Francisco, tras el acuerdo anunciado por el Episcopado para renunciar de manera progresiva a los aportes del Estado. En la misa matinal en la capilla de la Casa Santa Marta, el Papa cuestionó las “listas de precios para sacramentos” en los templos y consideró que se corre el riesgo de pagar los sacramentos en lugar de hacer una ofrenda que pase desapercibida. “Que la mantengan los fieles, pero en la cesta de las ofrendas, no con una lista de precios”, advirtió sobre el financiamiento de la Iglesia. “Esto nos llama la atención y nos hace pensar en cómo tratamos nuestros templos, nuestras iglesias. Si realmente son casa de Dios, casa de oración, de encuentro con el Señor, si los sacerdotes favorecen eso, o si se parecen a los mercados”, expresó. Por otro lado, el Papa aprovechó además para advertir sobre el riesgo de caer en la “idolatría del dinero” que, según opinó, está en la raíz de la corrupción. “El núcleo de la corrupción es justamente una idolatría: es haber vendido el alma al dios dinero, al dios poder. Así se es un idólatra”, afirmó.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ