Fue excarcelado Rufino Batalla, a quien la Corte eligió para cambiar su criterio sobre el 2x1
El represor espera el fallo en su casa
Batalla fue condenado por su participación en delitos de lesa humanidad en La Cacha. Entre las víctimas estaba Laura Carlotto. Abuelas de Plaza de Mayo pidió un agravamiento de su pena, pero hace cinco años que Casación demora esa definición.
Rufino Batalla fue condenado en el juicio por crímenes cometidos en el centro clandestino La Cacha.Rufino Batalla fue condenado en el juicio por crímenes cometidos en el centro clandestino La Cacha.Rufino Batalla fue condenado en el juicio por crímenes cometidos en el centro clandestino La Cacha.Rufino Batalla fue condenado en el juicio por crímenes cometidos en el centro clandestino La Cacha.Rufino Batalla fue condenado en el juicio por crímenes cometidos en el centro clandestino La Cacha.
Rufino Batalla fue condenado en el juicio por crímenes cometidos en el centro clandestino La Cacha. 

El caso del ex agente de inteligencia Rufino Batalla es el elegido por la Corte Suprema de Justicia para cambiar su criterio respecto de la aplicación del 2x1 a los represores de la última dictadura. Batalla acaba de recuperar su libertad y de volver a su casa de Formosa por orden del Tribunal Oral Federal 1 (TOF 1) de La Plata, porque ya cumplió dos tercios de su condena, que todavía no está firme. Esto hace que la decisión de la Corte, aunque implicará un cambio de postura general, para Batalla será simbólica, a menos que su pena sea agravada, como pidieron los abogados de Abuelas de Plaza de Mayo. Batalla fue condenado por su participación en más de un centenar de delitos de lesa humanidad en el juicio sobre el centro clandestino La Cacha. Entre las víctimas estaba la hija de Estela Carlotto.

La elección del caso Batalla para dar vuelta el fallo que le valió a la Corte el repudio social no debe haber sido azarosa ni ingenua. Se trata de un represor que aunque fue condenado por cientos de crímenes no tiene sentencia firme. La prolongación de las prisiones preventivas en casos de lesa humanidad es a menudo usado como reproche a los organismos de derechos humanos, cuando son los jueces los responsables de las demoras. “Es importante que la Corte revea su criterio sobre el 2x1 y es bueno recordar que hay que acelerar los juicios y las revisiones de las sentencias”, dijo a PáginaI12 Alan Iud, abogado de Abuelas. El organismo de derechos humanos solicitó en 2013 que se le de a Batalla una pena mayor a los 13 años que le otorgó el Tribunal Oral. Luego de cinco años, la Cámara de Casación sigue sin responder. Por eso, el represor fue ahora excarcelado, pero la situación podría variar si recibiera una nueva pena. En la elección del caso influyó también que en el expediente hay  dictámenes de la Procuración General de la Nación y de la Secretaría de Derechos Humanos en contra de la aplicación del 2x1.   

“Mientras más de la mitad de los genocidas detenidos tienen el beneficio de la domiciliaria, cada vez son más los que no terminan de cumplir su condena presos, beneficiados con los dos tercios”, alertó HIJOS Capital. “El Poder Judicial les regala años de libertad a los asesinos del pueblo”, repudió el fallo de los jueces Pablo Vega, Daniel Esmoris y Germán Castelli.

El 3 de mayo de 2017, con votos de Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco y Horacio Rosatti, el máximo tribunal pretendió aplicarle el 2x1 (computar dobles los días en prisión sin sentencia firme) a Luis Muiña, otro civil condenado por secuestros y torturas en el Hospital Posadas. La decisión de la Corte derivó en que cientos de miles de personas se movilizaron a Plaza de Mayo y a todas las plazas del país para repudiar el fallo, y lograron que el Congreso anulara en tiempo récord esa original interpretación de una ley que había sido derogadas antes de que se reabrieran las causas de lesa humanidad.

Como ya publicó PáginaI12, luego de la sanción de la ley del Congreso que explicitó que el 2x1 no era aplicable a delitos de lesa humanidad, Rosatti decidió cambiar su voto, pero hasta ahora no lo fundamentó en un fallo. De esta manera, junto a Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda quedaría conformada la nueva mayoría que se expedirá el 4 de diciembre.

Oriundo de Formosa, de 71 años, Batalla formó parte desde diciembre de 1976 del Destacamento de Inteligencia 101 de La Plata y en su rol de personal civil de inteligencia (PCI) del Ejército fue destinado como guardia al centro clandestino La Cacha. En octubre de 2014, el TOF 1 lo condenó a trece años de prisión como partícipe secundario de 55 privaciones ilegales de la libertad, 71 casos de torturas y los homicidios agravados de Laura Carlotto (hija de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto) y de Olga Noemí Casado.

Batalla fue detenido en julio de 2010, luego de varios meses prófugo, por lo que estuvo privado de la libertad ocho años y cinco meses. Para llegar a los dos tercios los jueces Vega, Esmoris y Castelli le computaron otros cuatro meses por estímulo educativo. 

“Tal como lo pidió el Gobierno en su lista de genocidas para salir de la cárcel común, Rufino Batalla fue beneficiado con los dos tercios y no terminará de cumplir su condena en una prisión”, lamentó ayer HIJOS Capital.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ