Otra planta cerrada

SanCor anunció ayer el cierre de la planta productiva que tenía en Bahía Blanca. Alrededor de 50 trabajadores deberán optar entre la indemnización o una promesa de traslado a la planta principal de la cooperativa, a más de mil kilómetros, en Sunchales, provincia de Santa Fe. El cierre se produce a solo 20 días de que SanCor bajara la persiana de otra planta en Neuquén. En solo tres años, la empresa redujo su personal a menos de la mitad, pasando de 5100 a menos de 2000 trabajadores. Este nuevo cierre de una planta estratégica generará problemas en la logística de distribución de los productos de Sancor en el sur del país, la que probablemente se tercerizará, redundando así en una mayor flexibilización laboral. Según el Sindicato Atilra, que reúne a los trabajadores del sector, las indemnizaciones serán pagadas en 18 cuotas. Estos trabajadores vienen de padecer un año sin paritarias, cobrando solo el 85 por ciento de su sueldo.

La empresa Adecoagro está a punto de quedarse con parte de SanCor. La cooperativa atraviesa una de las crisis más grandes de su historia, que la obligó a cerrar plantas por la baja de las ventas y la suba de costos, y avanza con las negociaciones para la transferencia de activos a Adecoagro.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ