LO QUE PASÓ | PROGRAMA COMPROMISO SOCIAL ESTUDIANTIL DE LA UNC
Los brazos de la universidad
Cerca de 3.400 alumnos universitarios ya tienen su certificación por haber participado en tareas de acción social en la Universidad Nacional de Córdoba.
Imagen: Prensa UNC

Todos los días, la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) va escribiendo su historia en las aulas, en los laboratorios, en los institutos de investigación, pero también en la comunidad. En ese camino, el pasado 28 de noviembre mil estudiantes recibieron sus certificados que acreditan un fuerte compromiso con la sociedad.

Con la presencia del rector Hugo Juri, se homenajeó a quienes participaron en proyectos de extensión llevados a cabo en 2017, en el marco del Programa Compromiso Social Estudiantil (CSE). Aunque al acto asistieron unos mil jóvenes, el total de participantes en esta primera etapa de la iniciativa de la UNC fueron 3.347 estudiantes. 

Durante la entrega de los certificados, Juri destacó que fue el primer programa que presentó en el Consejo Superior cuando asumió en el rectorado hace más de dos años, con la idea de dar el primer gran paso de vincular a la UNC con la sociedad. “Una de las maneras de sacar la universidad de los claustros fue este proyecto. Ustedes son los primeros y quiero agradecerles y felicitarlos. Es muy importante que hoy estemos dando este paso”, reflexionó. 

“Esta iniciativa –continuó- se vincula con la idea de que la sociedad tiene que estar dentro de la universidad. Todos los proyectos que llevamos adelante en estos años tienen que ver con ese objetivo de vincular fuertemente a la UNC con la sociedad. Lo hicimos a través del Consejo Social Consultivo, con las universidades populares en el interior provincial, con la implementación del Reconocimiento de Trayectos Formativos y el Campus Virtual, y con los acuerdos internacionales sobre la educación como bien público y social, y como derecho humano universal”.

El titular de la Casa de Trejo recordó que la primera acción de este programa fue articular iniciativas con el Ministerio de Educación de Córdoba para que estudiantes universitarios se convirtieran en tutores pares de jóvenes del secundario. “Tenemos que lograr que estos chicos entiendan que la universidad no es un cuco, no es inalcanzable. Por eso, cada vez más las universidades tienen que estar abiertas a la sociedad que las sostiene. Cuando hablamos de la obligatoriedad de participar en el Programa Compromiso Social Estudiantil, pensamos que, quienes estamos bien, tenemos la obligación de ayudar a ese 30 por ciento de personas que están en la pobreza”, dijo.

Y refiriéndose a los jóvenes que lo escuchaban durante la entrega de certificados, agregó: “Una vez que completan su proyecto, van a querer seguir haciéndolo. El ministro de Educación de Francia, Jean Michel Blanquer, siempre dice que las universidades tienen que acompañar con humanismo a esta sociedad tecnológica, y yo agrego ‘desigual’”.

En otro párrafo de su discurso, Juri sostuvo que los conocimientos se pueden adquirir, pero al tiempo hay que actualizarlos, sin embargo, “lo que no se puede reemplazar, es la empatía humana. Las capacidades humanas van a ser determinantes para manejarse en este mundo tecnológico”.

Finalmente, el rector hizo hincapié en lo que implica el Programa: “Ahora es un suplemento del título, significa que quienes hayan hecho proyectos de Compromiso Social Estudiantil les importa la sociedad. Tanto valor tienen los conocimientos como las cualidades humanas.”

Acerca del Programa Compromiso Social Estudiantil

El Programa CSEl está destinado a incorporar en la formación de todos los estudiantes, acciones, tareas o proyectos vinculados con la extensión universitaria que consistan en acciones socialmente relevantes.

La iniciativa es cogestionada por Extensión y Asuntos Estudiantiles. En esta primera colación, se confeccionaron 3.347 diplomas, que corresponden a unos 125 proyectos ejecutados en 2017, plasmados en 128.880 horas de trabajo en territorio. Actualmente, hay más de cien proyectos en ejecución. No sólo participan estudiantes, sino también docentes que ejercen la dirección de los proyectos, además de que están involucradas 117 organizaciones sociales.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ