PROGRAMA DE ACOMPAÑAMIENTO UNIVERSITARIO EN CÁRCELES DE LA UNLP
Sueños de libertad
La Universidad Nacional de La Plata le otorgó los títulos de Abogado y Procurador a Martín Muñoz, un estudiante que cursó sus estudios en contexto de encierro.
Imagen: Prensa UNLP

Acompañado de su familia, Martín Muñoz asistió recientemente a la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) a retirar los títulos de Abogado y Procurador que obtuvo luego de recibirse en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales. El flamante graduado estudió la totalidad de las carreras en unidades penales y se sumó así al creciente número de detenidos que logran finalizar sus trayectorias educativas en la casa de estudios platense. 

El joven recibido es el presidente del centro de estudiantes de la Unidad 1 de Lisandro Olmos, donde más de cien estudiantes se encuentran cursando carreras universitarias, apoyados por el Programa de Acompañamiento Universitario en Cárceles de la UNLP, iniciativa que, desde hace varios años, promueve el crecimiento de la oferta académica en las cárceles de la región, acompañando las trayectorias educativas de los estudiantes privados de su libertad. 

A través de este Programa, cuya función es diseñar dispositivos propios que refuercen el ingreso, permanencia y egreso de estudiantes en contextos de encierro en la universidad pública, la UNLP profundiza el trabajo en cárceles de la región. La iniciativa pertenece a la prosecretaría de Derechos Humanos, en coordinación con la prosecretaría de Bienestar Universitario.

Cabe destacar que los centros de estudiantes son los espacios dentro de las unidades penales en los que se concentran las actividades universitarias. Allí los detenidos se reúnen a estudiar, participan de clases, reciben acompañamiento académico y concurren a talleres de extensión universitaria.

El centro de estudiantes de la unidad 1 de Olmos es uno de los que más experiencia tiene en la difusión de la educación universitaria en cárceles dentro del país, y ha contribuido al sostenimiento de las trayectorias educativas de muchos detenidos que cursan estudios en la UNLP.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ