El hijo de la fiscal fue acusado de amenazar a policías. Hoy ordenaron su liberación
A cancherear al calabozo
Rodrigo Eguillor no será internado porque los peritajes arrojaron que se encuentra “ubicado en tiempo y espacio”. Está investigado por el delito de “coacción agravada en concurso real con amenazas” a agentes de la PSA, además de la causa por supuesta violación.
Rodrigo Eguillor, hijo de la fiscal lomense penal Paula Martínez Castro.Rodrigo Eguillor, hijo de la fiscal lomense penal Paula Martínez Castro.Rodrigo Eguillor, hijo de la fiscal lomense penal Paula Martínez Castro.Rodrigo Eguillor, hijo de la fiscal lomense penal Paula Martínez Castro.Rodrigo Eguillor, hijo de la fiscal lomense penal Paula Martínez Castro.
Rodrigo Eguillor, hijo de la fiscal lomense penal Paula Martínez Castro. 

El joven Rodrigo Eguillor “se encuentra ubicado en tiempo y espacio”, por lo que no será internado, según lo determinó la fiscal que lo investiga por el delito de “coacción agravada en concurso real con amenazas”, mientras también avanza la causa en la que está acusado por “privación ilegítima de la libertad y abuso sexual”. Ayer, la fiscal de Esteban Echeverría Verónica Pérez le pidió al juez de Garantías Horacio Hryb que convierta la aprehensión del joven de 24 años en detención. Sin embargo el magistrado ordenó hoy su liberación.

Ayer por la mañana, Eguillor fue sometido a un peritaje psiquiátrico en el Hospital Santamarina, de Monte Grande, y según comentó ante la prensa el médico Gabriel Ive, “no existen criterios para su internación”. El profesional dijo además que el joven se mostró “extremadamente respetuoso, colaborativo y muy verborrágico”, durante el estudio que se le realizó y cuyo informe fue remitido a la Fiscalía interviniente.

Eguillor, que es hijo de la fiscal de Ejecución Penal de Lomas de Zamora Paula Martínez Castro, fue demorado el martes por la tarde en el aeropuerto de Ezeiza ya que se disponía a viajar a España, según dijo, a ver la final de la Copa Libertadores.

Desde allí fue llevado a la Fiscalía 3 de Esteban Echeverría, donde al ser notificado por la causa caratulada “coacción agravada en concurso real con amenazas”, según las fuentes “amenazó a los efectivos de la PSA en legítimo ejercicio de sus funciones para que realicen concesiones a su favor”, por lo que también se le inició una causa.

La fiscal Pérez lo investiga por amenazar a una chica que habría hecho circular el video en las redes sociales en el que él habla a la cámara del celular y se defiende de una acusación de violación. Según las fuentes, Eguillor amenazó a la joven con armarle una causa judicial y que la detuvieran por mitómana.

La denuncia de la que se defiende Eguillor en el video fue realizada en la Ciudad de Buenos Aires ante el fiscal Eduardo Cubría por una joven que contó que el pasado 15 de noviembre el joven la obligó a tener sexo con ella, sin preservativo, en un departamento ubicado en la avenida Independencia y Piedras, en el barrio de San Telmo.

La situación habría originado una discusión, en el que la joven de 22 años pidió a Eguillor que la dejara irse del lugar, pero éste le contestó que tenían que esperar a un amigo para darle la llave. De acuerdo a la denuncia y a las amigas de la joven, que relataron el caso por las redes sociales, ella intentó escaparse por el balcón, pero en ese momento el acusado la tomó del cuello y la metió de nuevo en el departamento y la violó.

Sin embargo, Eguillor hizo un relato en un video en el que asegura que salvó a la joven de quitarse la vida, ya que se quería tirar por el balcón, luego de tener sexo con él en reiteradas ocasiones. “La salvé. Ustedes me están acusando de algo y la policía me decía ‘flaco, vos sos un héroe’. La salvé, la saqué del balcón. Si yo no estaba ahí, la mina moría”, sostuvo el joven en su descargo a través de un video difundido en Instagram.

Por otro lado, Eguillor está imputado en otro expediente judicial tras ser denunciado por tocar a una mujer en el estacionamiento del Casino Buenos Aires en Puerto Madero.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ