Los descuidos de Bullrich

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, festejó en las redes sociales el arresto de un hombre que habría formulado una amenaza de bomba a la Casa Rosada. Como habría usado el teléfono de su casa, no fue difícil que la policía lo rastreara. “Los que amedrenten a la sociedad no van a salir impunes”, tuiteó la funcionaria, y publicó el DNI del arrestado, intentando pixelar la foto y otros datos. Pero no tapó el número de documento que todas las cédulas traen en su esquina superior derecha, ni el código de barras. Lo mismo hizo la cuenta del ministerio. Tras la metida de pata, Bullrich y la cartera borraron sus tuits, pero los datos ya habían trascendido.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ