El repaso de su vida y su obra
Bayer por Bayer
En una entrevista en la Televisión Pública en 2011, Osvaldo Bayer contó qué lo llevó a estudiar Historia y dedicarse al periodista. También habló de sus luchas y de sus sueños
Imagen: Pablo Piovano

Sus primeros años de vida y la elección de su profesión

En una extensa entrevista con el historiador Felipe Pigna por la Televisión Pública, Osvaldo Bayer recuerda su infancia en el barrio de Belgrano, su día a día y sus travesuras. En una anécdota muy divertida, cuenta cómo terminó dentro del Club Alemán celebrando el cumpleaños de Adolf Hitler con tal de ver un show de malabaristas y payasos a espaldas de su familia, de raíces alemanas. 

Luego, se adentra más en sus primeros años de juventud y en cómo fue que decidió estudiar primero medicina, historia y filosofía, viaje mediante a Alemania, para terminar abrazando el periodismo en el sur de nuestro país con la fundación de “La Chispa”, al que definió como “el primer periódico independiente de la Patagonia”. “Yo quería estudiar historia pero tener un estilo muy claro, no una historia academicista, entonces dije voy a hacer dos o tres años de periodismo”, contó en el programa “qué fue de tu vida” que se emitió en 2011 en la TV Pública. 

 

La historia del Ranquel Arbolito, su vinculación con la causa de los pueblos originarios 

En el segundo pasaje, narra la historia del Indio Arbolito, vindicador de los ranqueles, quien ajustició al Coronel Rauch y cómo ese relato que hizo en una conferencia lo llevó a la cárcel de mujeres en el año 1963. “Cometí una grandísimo error porque dije ‘dado que aquí hay tanta gente, sería lindo que ustedes elijan una comisión que vaya a hablar con el intendente para que cambie el nombre de ese genocida que tienen ustedes por el hermoso nombre de Arbolito”, relató y agregó: “Cuando propuse eso, todos los presentes rajaron, salvo dos viejitos en primera fila”. 

Allí también relata cómo se empezó a interiorizar en las injusticias que se vivían en  la Patagonia a principio de siglo, cuando el ejército puso fin a la rebelión campesina en defensa de los oligarcas. “Cuando fui grande y empecé a hacer la investigación histórica, fue uno de los puntos principales de mi vida. Estuve casi ocho años haciendo la investigación “, recordó. 

 

Sus personajes entrañables de la Patagonia Rebelde

Aquí el historiador cuenta cómo fue que redescubrió la figura de Facón Grande en las luchas obreras, a quien recordó como un "gaucho que se jugó por los peones rurales". También le dedicó algunas palabras al Gallego Soto y Don José Fon. "Donde fue fusilado hoy hay un monumento, precioso monumento que inauguramos hace unos ocho años, como están también en la entrada de Puerto San Julián el monumento a Albino Arguelles, dirigente sindical que también fue fusilado", puntualizó. 

Sus luchas y sueños 

"Siempre sueño con el socialismo en libertad, es la única forma de hacer el socialismo creo yo y lo cantamos en nuestro himno nacional desde 1813: 'Ved el trono a la nomble igualdad, libertad libertad, libertad", afirmó a la hora de hablar de sus sueños. Y siguió: "Igualdad con libertad, no a través de ninguna dictadura, aunque sea del prloetariado". "Para mi fue tocar el cielo con las manos cuando surgieron las preciosas asambleas barriales en 2002, yo concurría siempre a varias de ellas. Por primera vez hablaban las mujeres del barrio de los problemas del barrio", subrayó. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ