La unidad peronista

Florencia Casamiquela pidió “dejar atrás viejos rencores” y conformar “un gran frente nacional en donde no se excluya nadie, y donde la única limitación sea Mauricio Macri”. La ex candidata a senadora aseguró, durante una entrevista a Radio Caput, “la unidad tiene que ser unidad hasta que duela” y contó que Florencio Randazzo está “reflexivo” y “muy expectante”. “Es el momento de hablar con todos,de sellar viejos rencores y mirar para adelante”, dijo para luego asegurar que “por supuesto que me tomaría un café con Cristina”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ