Para elegir “reinas cada vez más reales”
Imagen: Verónica Bellomo

La temporada de concursos de reinas se largó con el comienzo de año. Entre el 10 y el 27 de enero se celebra en Mar del Plata la 37ª Fiesta de los Pescadores, que lleva adelante la Sociedad de Patrones Pescadores. Aunque sigue vigente en esa celebración el concurso de reinas, le fueron incorporando modificaciones desde hace cuatro años, con la idea de elegir “reinas cada vez más reales”. Una de las primeras decisiones que tomó quien está a cargo de la organización del evento, Lorena García, fue quitar la pasada de las candidatas en traje de baño, un clásico en la mayoría de los certámenes. Después eliminaron la exigencia de ser soltera y no tener hijos, otro requisito de los reglamentos en muchas de las fiestas. En 2018, se quitó las limitaciones de edad, que suelen fijarse entre 16 y 22 o 25 años, y se presentó una concursante de 72 años, y entre las 12 seleccionadas estuvo Alejandra Maidana, que tenía 46 años, era ya abuela y se llevó una corona de princesa. Este año sumaron como condición para participar que presenten un texto escrito y oral sobre temas como “El Puerto, un atractivo lleno de historias” y “Mar del Plata turística los 365 días del año”. Entre las 12 finalistas, la mayor este año tiene 35 años, según publicó Infobae. 

Otra estrategia para contrarrestar los concursos de belleza es la organización de otro tipo de certamen. En Los Toldos, provincia de Buenos Aires, se eligen reinas de clubes, estudiantes, bomberos, carnaval.  Cada 6 de agosto se corona a la soberana del pueblo. “En 2015 hicimos un concurso desde una agrupación local, El Guiso, para premiar grandiosas mujeres que cualquiera podía postular fundamentando las razones. Obviamente todas ganaron para poder dejar el mensaje de que somos compañeras y no competencia. Y que es posible proyectarnos con conciencia de género desde lugares novedosos, no estereotipados. Digamos que el evento tuvo buena llegada y sirvió de excusa para reunirnos entre mujeres y evidenciar la violencia simbólica tan naturalizada en los concursos de belleza. Pero el municipio, que sólo cambió el nombre de reina a embajadora, sigue promoviéndolos”, contó a PaginaI12 Pía Roldán.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ