Hicieron una cesárea a la nena de 12 años violada en Jujuy
“No respetaron la intimidad ni la privacidad de la niña”
Tras días de obstáculos para acceder al protocolo de Interrupción Voluntaria del Embarazo, finalmente se le practicó una cesárea a la niña de 12 años que quedó embarazada producto de una violación. "El equipo clínico consideró que era lo acorde para su cuadro clínico y contó con el consentimiento de la nena y su familia", aclaró su abogada, que igualmente cuestionó las dilaciones y la revictimización que sufrió la menor.

Luego del escrache de los sectores antiderechos y los obstáculos y trabas burocráticas a las que fue sometida, la niña de 12 años que cursaba un embarazo producto de una violación pudo acceder a la interrupción del embarazo a través del protocolo ILE. El ministro de salud de Jujuy, Gustavo Bouhid, confirmó que la interrupción se hizo a través de una cesárea, técnica que justificó como alternativa al aborto por un supuesto “vacío legal” de los protocolos. “El fallo de la Corte no aclara cuáles son los procedimientos para interrumpir un embarazo”, se defendió.

La abogada que acompañó a la niña celebró que finalmente la provincia haya garantizado el acceso a la salud con la interrupción del embarazo aunque señaló que todo el proceso le dejó un “sabor amargo” por los obstáculos, la revictimización y la dilatación de los plazos para cumplir con el protocolo ILE que tuvo que sufrir la joven y su familia.

“Agradecemos enormemente al equipo médico que se comprometió con realizar la práctica pero hacemos responsables a los directivos de los hospitales de San Pedro y el Materno Infantil que obstaculizaron la práctica con argumentos burocráticos. También repudiamos las declaraciones del ministro que hizo público todo el cuadro clínico de la niña violando la privacidad y la intimidad de la paciente”, le dijo a Página/12 Noelia Aisama, abogada de la niña e integrante de la Guardia de Abogadas Feministas de Católicas por el Derecho a Decidir.

Aisama aclaró que la alternativa terapéutica elegida para interrumpir el embarazo, la cesárea, fue la que los médicos consideraron como la más acorde por el cuadro clínico de la niña y que contó con el consentimiento informado por parte de la menor. “Es cierto que existen posiciones divididas sobre si la cesárea es un método válido para interrumpir un embarazo pero el equipo clínico consideró que era lo acorde para su cuadro clínico y contó con el consentimiento de la nena y su familia. También tenemos que respetar la autonomía de las mujeres dentro del marco legal, siempre y cuando se brinde toda la información necesaria”, remarcó la abogada.

La abogada denunció que en todo el proceso hasta lograr la interrupción del embarazo, las instituciones de salud “no respetaron la intimidad ni privacidad” de la niña ni “su poder de autonomía”. La niña está en buen estado de salud y se recupera de la intervención acompañada por su familia.

“Estamos en una provincia donde todavía cuesta exigir los derechos humanos de las mujeres y la garantía del acceso a la salud sigue siendo una ficción. Por eso es importante el papel de los médicos, que se comprometieron y respetaron la voluntad de la niña, y de los equipos de abogadas que apoyan a las mujeres”, concluyó Aisama.

Por último, la abogada remarcó que en los próximos días decidirán si inician acciones judiciales contra los directivos del Hospital de San Pedro y del Hospital Materno Infantil de San Salvador de Jujuy “por no asumir su responsabilidad de garantizar el acceso a la salud”. En ambas clínicas se obstaculizó la práctica. “Ahora esperamos que la niña se pueda recuperar y pese al mal momento pueda volver a tener una vida normal”, finalizó la letrada.

Frente a las críticas, el ministro de Salud de la provincia, que hizo pública su posición en contra del aborto, justificó la cesárea y la cantidad de derivaciones con las que se obstaculizó la interrupción del embarazo por “la baja edad de la niña y la gestación avanzada”, de 24 semanas.

“El protocolo provincial fija un plazo de 22 semanas, así está hecho a diferencia del fallo de la Corte Suprema que no da plazos. Los protocolos no son obligatorios, son opcionales”, aclaró sobre el protocolo ILE que adoptó la provincia de Jujuy, que a diferencia del fallo de la Corte Suprema, suma límites y restricciones para acceder a la práctica.

Bouhid justificó el uso de la cesárea como un método de la ILE aludiendo que el fallo de la Corte no lo impedía, algo que a su entender era, como mucho, un “vacío legal”. “Como no está legislado y hay un vacío legal, el fallo de la Corte no indica cuáles son los procedimientos”, remarcó. El ministro indicó que el recién nacido está bien de salud y que permanecerá en neonatología para luego poder ser entregado en adopción.

“Nació viva, es una bebé”, dijo también el funcionario en declaraciones a la radio Futurock, violando una vez más el derecho de confidencialidad y el secreto profesional. En la misma entrevista, que terminó de manera abrupta cuando el ministró cortó la comunicación, Bouhid agregó que su posición era “a favor de la vida”, frase que hicieron propia los movimientos antiderechos y en contra del aborto legal.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ