Reacomodamiento de la cotización cambiaria
El dólar volvió abajo de los 39

El dólar finalizó ayer en 38,95 pesos, con una contracción de 14 centavos. El tipo de cambio mayorista cerró en 37,99 pesos, con un avance de 8 centavos. La divisa se mantuvo por debajo del piso de la banda cambiaria, que se ubicó en 38,18 pesos. El Banco Central volvió a comprar 75 millones de dólares y bajó la tasa de interés de 45,15 a 44,36 por ciento. Las reservas de la autoridad monetaria se ubicaron en 66.783 millones de dólares, con un incremento de 77 millones respecto de la jornada previa. El Gobierno espera del Fondo Monetario el ingreso de otros 10 mil millones de dólares que se sumarán a las reservas a partir de marzo (ver aparte).

 El clima financiero internacional colaboró para moderar las presiones cambiarias, con un aumento de activos en los países emergentes, disminución de la volatilidad en Estados Unidos y fuerte optimismo por la posibilidad de un arreglo entre China y la economía norteamericana para finalizar la guerra comercial. El Dow Jones y Nasdaq, algunas de las bolsas más grandes del mundo, marcaron subas de hasta 1,5 por ciento.

 La bolsa porteña subió un 1,8 por ciento, al recibir el impulso de los mercados internacionales. Las empresas que más avanzaron fueron Agrometal (6,2 por ciento), YPF (4,0 por ciento), Petrobras (4,9 por ciento) y Supervielle (2,6). Entre las empresas locales que cotizan en Nueva York se destacó la suba del 3,0 por ciento de Central Puerto. 

 Los bonos en moneda extranjera también marcaron una buena performance. Sobresalió el avance del 1,1 por ciento del bono centenario, del 1,1 por ciento del Argentina 2037 y del 0,8 por ciento del Bonar 2024. La suba de los títulos públicos explicó un nuevo retroceso del riesgo país, que cerró en 670 puntos, al disminuir 9 unidades. La semana pasada, el mal resultado de los activos de los países emergentes había impacto en los títulos públicos de la argentina. El riesgo país se había vuelto a acercar a las 700 unidades. Pero esta semana el mayor optimismo de los inversores globales permitió un rebote del precio de los bonos y la merma del riesgo país. Los fondos de inversión manejan apuestas cruzadas sobre cómo evolucionarán estos activos en los próximos meses, en la medida que se acerquen las elecciones.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ