El 66 por ciento en villas porteñas evalúa negativo al gobierno nacional
Cambiemos con pulgar abajo
Un informe de la Asociación Civil Tejiendo el Barrio reveló que el gobierno porteño es evaluado negativamente por el 51 por ciento. La situación económica empeoró para el 80 por ciento. El 61 por ciento de quienes trabajan está en negro.
La relación de trabajo en negro se invierte: en las villas es del 61 por ciento, y en el país es del 30.La relación de trabajo en negro se invierte: en las villas es del 61 por ciento, y en el país es del 30.La relación de trabajo en negro se invierte: en las villas es del 61 por ciento, y en el país es del 30.La relación de trabajo en negro se invierte: en las villas es del 61 por ciento, y en el país es del 30.La relación de trabajo en negro se invierte: en las villas es del 61 por ciento, y en el país es del 30.
La relación de trabajo en negro se invierte: en las villas es del 61 por ciento, y en el país es del 30. 
Imagen: Bernardino Avila

Un relevamiento de percepción política, económica y laboral que realizó la Asociación Civil Tejiendo el Barrio en villas de la Ciudad de Buenos Aires reveló que la evaluación negativa de la gestión Cambiemos alcanza el 51 por ciento en la Ciudad y el 66 por ciento a nivel nacional mientras que la positiva llega solo al 12 y 7 por ciento respectivamente. El estudio, que se llevó a cabo durante el último trimestre del 2018, también encontró que el 80 por ciento de los encuestados considera que su situación económica empeoró respecto al año pasado y cerca del 40 por ciento cree que la misma seguirá desmejorando en 2019.

Según explicó Rodrigo Karasik, abogado y docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA) que preside Tejiendo el Barrio, la encuesta alcanzó a 200 personas en edad laboral activa de los barrios porteños de Bajo Flores y Playón de Chacarita. La Asociación Civil –que trabaja desde 2015 en el Playón brindando talleres, atención médica y asesoramiento legal/contable– decidió realizar este relevamiento luego de advertir la escasez de información actual que existe sobre los barrios populares de la Ciudad. La investigación fue dirigida por Sabrina Morán, politóloga, docente de la UBA y becaria doctoral del CONICET.

El estudio reveló que solo la mitad de los encuestados trabaja –el desempleo aumenta a menor nivel de estudios– mientras que el 63 por ciento de los que no trabajan están buscando un empleo. Además, de la mitad de los encuestados que sí tiene ocupación el 39 por ciento trabaja en blanco y el 61 por ciento restante en negro. “En Argentina el 30 por ciento de la población trabaja en negro. En las villas, este porcentaje se duplica”, advirtió Karasik.

En cuanto a la autopercepción de la situación económica, el relevamiento informó que el 49 por ciento la encuentra negativa y sólo un 11 por ciento la considera positiva. Este diagnóstico negativo aumenta a menor nivel de estudios. “Que solo el 11 por ciento considere positiva su situación y que solo la mitad de los encuestados trabaje no es un dato menor, sobre todo cuando lo cruzamos con el proceso de urbanización que se está llevando a cabo en el Playón de Chacarita”, advirtió Karasik sobre la construcción de más de 700 viviendas a crédito que comenzarán a entregarse en mayo. “Nosotros creemos en la urbanización para mejorar las condiciones de vida de estos sectores. Pero cuando la situación nacional implica que no hay trabajo, este círculo vicioso de la urbanización encuentra su tope. Los gastos elevados en servicios públicos y en expensas y la falta de empleo van a hacer complicada la sustentabilidad de la urbanización”, agregó. 

Según explicó el presidente de Tejiendo el Barrio, el 78 por ciento de los inquilinos considera positiva la urbanización mientras que entre los propietarios la tendencia es la inversa: el 80 por ciento la considera negativa. “Es un dato interesante, ya que habla de la crisis de vivienda que hay en la Ciudad. Los precios de alquiler son cada vez más altos y los inquilinos se sienten muy apretados. Por eso, cualquier otra situación es vivida como algo mejor. Y este es un problema que trasciende a los barrios populares”, lamentó Karasik.

Sobre la situación económica respecto del año pasado, los resultados negativos fueron aún más altos: el 80 por ciento de los encuestados considera que su situación económica empeoró respecto al año anterior y el 40 por ciento cree que la misma seguirá empeorando el año próximo. 

Respecto a la responsabilidad política de la situación económica nacional, el 40 por ciento culpa a la gestión de Mauricio Macri, el 14 por ciento a la gestión anterior de Cristina Kirchner, un 13 por ciento a ambos y un 22 por ciento a ninguno de ellos. La atribución de responsabilidad a Macri aumenta entre quienes evalúan su situación como regular o negativa, mientras que aquellos que se perciben en una buena situación económica tienden a no atribuirla a ninguna gestión, sino a “su propio esfuerzo”.

Sobre la imagen política, los resultados también fueron críticos con Cambiemos. La evaluación negativa de la gestión en la Ciudad asciende al 51 por ciento y a nivel nacional alcanza el 66 por ciento. Tanto en la Ciudad como a nivel nacional, son los hombres, las personas entre 30 y 60 años y aquellos que tienen estudios terciarios o universitarios quienes peor evalúan al gobierno.

“Las perspectivas que arroja el relevamiento son negativas desde todo punto de vista: las y los habitantes de las villas porteñas no tienen expectativas de mejorar su situación en el 2019, y las condiciones objetivas de la realidad económica y social de todos los días parecen corroborar su corazonada”, concluyeron Karasik y Morán en un informe que acompaña el relevamiento. 

Informe: Azul Tejada.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ