Disputar “el lugar de la mujer trabajadora”
Cambiar los sindicatos

Carolina Brandariz, secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de UTE, aseguró que la creación del nuevo espacio es “un hecho muy importante porque si bien las mujeres trabajadoras nos venimos juntando en la calle, venimos marchando juntas, y el 8 de marzo participamos en una gran columna, es muy importante poder sistematizar nuestras problemáticas”. Agregó que “es muy importante que nos juntemos para hablar de nuestros problemas, como el del cuidado, por ejemplo, poder participar personalmente en las discusiones sobre los temas que nos atañen como mujeres, y a la vez poder reunirnos en los espacios de formación, que es una de las cuestiones claves de este encuentro de mujeres”. 

Consideró que también es importante que las mujeres “trabajemos en la elaboración de datos estadísticos y en investigaciones que nos permitan llegar a una caracterización acertada de lo que vivimos, en forma fragmentada, en cada uno de nuestros gremios”. Sostuvo que ese trabajo les va a permitir “tener una presencia mayor dentro de nuestros gremios y que en nuestras organizaciones se abra el debate sobre el feminismo, para que se conviertan en organismos más representativos de la sociedad que vivimos, teniendo en cuenta que hoy somos uno de los movimientos emergente de mayor presencia en la sociedad”.

Roxana Rogalski, secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de Ctera, coincidió en que se trata de “un antes y un después en la historia de la UMET y del movimiento de mujeres sindicalistas”. Señaló que es la oportunidad de aportar a la universidad “insumos, en términos gremiales, políticos y pedagógicos que nos permitan construir y afianzar conocimientos a nivel universitario y estadísticas que nos permitan tener un relevamiento fehaciente de lo que ocurre en nuestro país”. Puntualizó que es un espacio “de primera generación en el país y nos va a servir como punta de lanza para poder desarrollar programas de formación y capacitación a nivel país, y para poder disputar en términos gremiales, políticos y pedagógicos el lugar de la mujer trabajadora”. 

–Los datos estadísticos, relacionados con la mujer, siempre son relativos, poco profundos. ¿Ahora ustedes van a poder cambiar esa situación?

–Estoy de acuerdo, nunca los datos sobre las mujeres son profundos y siempre son relativos, porque las estadísticas no son certeras. Hay países que sí tienen observatorios de género, y también los hay en Argentina, pero nosotras, con esta herramienta, vamos a tener datos fehacientes de las trabajadoras y lo que ocurre con género en nuestro país, para poder modificarlo y poder cambiarlo a través de la mirada de las trabajadoras.  

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ