Mirgor, de Nicolás Caputo, despide personal por caída de ventas
La crisis tocó al hermano del “alma”
La apertura, la devaluación y el derrumbe del mercado interno afectaron el negocio de la empresa de Caputo, firma que creó junto a Mauricio Macri.
Los trabajadores en vigilia en la planta de Mirgor ante el peligro de más de 60 despidos.Los trabajadores en vigilia en la planta de Mirgor ante el peligro de más de 60 despidos.Los trabajadores en vigilia en la planta de Mirgor ante el peligro de más de 60 despidos.Los trabajadores en vigilia en la planta de Mirgor ante el peligro de más de 60 despidos.Los trabajadores en vigilia en la planta de Mirgor ante el peligro de más de 60 despidos.
Los trabajadores en vigilia en la planta de Mirgor ante el peligro de más de 60 despidos. 

El Grupo Mirgor, propiedad de Nicolás Caputo, el hermano del “alma” del presidente Mauricio Macri, anunció ayer que despedirá a 63 trabajadores, continuará con suspensiones para el resto de los operarios y reducirá la carga horaria en su planta de la ciudad de Río Grande, Tierra del Fuego. Esta empresa fue fundada por Macri junto a Caputo, para luego el hijo de Franco vender su parte. El recorte que aplicará Mirgor responde a la grave crisis que atraviesa el sector manufacturero en esa provincia, como correlato de la apertura indiscriminada de las importaciones, el encarecimiento de los costos derivado de la escalada del dólar y el desplome de la demanda interna. 

Según denunciaron fuentes gremiales, el holding de Caputo, que nuclea actividades en el sector automotor, electrónico y telefonía móvil pretende iniciar el recorte sobre personal con la excusa del nivel de ausentismo. Las acciones de Mirgor en la Bolsa cayeron ayer hasta 4,8 por ciento. Hace dos semanas la empresa además había reportado a las autoridades bursátiles un resultado negativo de 79.957.000 pesos durante el ejercicio del año pasado.

En octubre pasado la empresa había despedido a 18 supervisores de la empresa y, pese a las medidas llevadas adelante por los gremios y los trabajadores, no fueron reincorporados. Este domingo, por la noche, el personal de la planta fueguina fue convocado a una reunión, mientras crecían los rumores de que había al menos unos 60 telegramas de despido ya enviados por la compañía. 

Desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte) habían definido el mes pasado una addenda al acuerdo de competitividad y empleo de 2017 para sostener los puestos de trabajo en medio de la crisis que atraviesa el sector en Tierra del Fuego. Los gremios dicen que los despidos incumplen ese acuerdo. 

Al enterarse de la convocatoria, los trabajadores de Mirgor arribaron a la planta el mismo domingo y se mantuvieron en vigilia hasta la mañana de ayer esperando una respuesta. Los delegados aseguraron que, por el momento, se frenaron los telegramas mientras se negocia con la empresa otra solución. La empresa quiere desvincular a operarios con “bajo rendimiento” y “ausentistas” y consensuar una serie de “retiros voluntarios”. “Se estaría violando el acuerdo firmado recientemente”, explicaron desde los gremios, en referencia al acuerdo firmado a fines del mes pasado con todas las empresas radicadas en el polo tecnológico de Tierra del Fuego.

Los argumentos de la compañía, como el de otras que operan en la Isla, se enfoca en la caída de la producción ante una sobreoferta que no logra colocarse en el mercado en medio del aluvión importado. La profunda crisis a la que llevaron las medidas adoptadas por Cambiemos golpea a las tres actividades del holding, en particular a la industria automotriz y electrónica, que son las más afectadas en los últimos tres años. Actualmente, el Grupo Mirgor cuenta con 230 trabajadores permanentes trabajando en un solo turno, cuando supo tener dos.

Desde UOM explicaron que, ante la caída de la demanda interna y la imposibilidad de competir con productos importados a los cuales se les rebajaron o eliminaron los aranceles para su ingreso, las empresas radicadas en Tierra del Fuego reducen costos mediante un menor contenido de piezas locales, lo que afecta en una segunda vuelta a toda la cadena de valor. Creció la importación de componentes, provenientes en su mayoría de China, para celulares y equipos de aire acondicionado.

Este recorte de costos impacta en el empleo, ya que una mayor proporción de partes y piezas previamente ensambladas en mercados asiáticos, implica que las líneas de montaje requieran de un menor nivel de mano de obra. Esto explica la ola de suspensiones que se comenzaron a conocer tras el final del período vacaciones. Por caso, la firma Newsan envió telegrama a los empleados efectivos anunciando que al retorno de las vacaciones se encontraban suspendidos por dos semanas más. En Ambassador (que produce para la marca Ken Brown) confirmaron que no se renovarán los contratos vencidos. Las electrónicas de Río Grande como Electrofueguina, BGH y KMG, se suman a las empresas Digital Fueguina y Tecnosur, con sendos programas de suspensiones de personal, algunos de los cuales se extendieron hasta este mes. 

En octubre los gremios hicieron una presentación sobre la prórroga del régimen especial fiscal y aduanero (Ley 19.640) con una cantidad importante de firmas de Ushuaia y Río Grande, pero no hubo respuesta oficial, pese a que ya afecta hasta al amigo del Presidente.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ