Claudio Feola debió aclarar sus dichos sobre la dictadura uruguaya
Mal debut del jefe del Ejército
El flamante comandante en jefe del Ejército de Uruguay aseguró que no había pretendido desconocer la existencia de desaparecidos.
José Bayardi le pidió al jefe del Ejército, Claudio Feola, que aclare sus dichos.José Bayardi le pidió al jefe del Ejército, Claudio Feola, que aclare sus dichos.José Bayardi le pidió al jefe del Ejército, Claudio Feola, que aclare sus dichos.José Bayardi le pidió al jefe del Ejército, Claudio Feola, que aclare sus dichos.José Bayardi le pidió al jefe del Ejército, Claudio Feola, que aclare sus dichos.
José Bayardi le pidió al jefe del Ejército, Claudio Feola, que aclare sus dichos. 

El ministro de Defensa de Uruguay, José Bayardi, pidió al nuevo comandante en Jefe del Ejército, Claudio Feola, que aclare y se retracte de sus dichos al asumir su cargo el lunes, en los que se negó a repudiar los crímenes de la dictadura. “No voy a repudiar hechos del pasado porque no sé si están confirmados o no”, había dicho Feola luego de que los familiares de detenidos desaparecidos le pidiesen que condenara públicamente la existencia de las detenciones y desapariciones. Al escuchar estas declaraciones, el flamante titular de Defensa lo llamó para pedirle explicaciones. 

“Que acá ha habido detenidos desaparecidos es algo que el Ejército ya ha planteado y aceptado desde el año 2005. ¿Qué piensa usted al respecto?”, le dijo Bayardi a Feola según contó ayer el ministro en la FM uruguaya Océano. El funcionario relató que el militar le contestó: “Sí, por supuesto. Yo no estoy en contra de lo que el Ejército ha aceptado”. Al respecto, Bayardi continuó: “Además usted sabe perfectamente que ha habido detenidos desaparecidos, restos que han aparecido en las unidades militares…”, a lo que Feola, según el relato, contestó: “Sí, señor, yo tengo presente todo eso”.  El ministro de Defensa le dijo que, sin embargo, eso no era lo que se había entendido en sus declaraciones. “No ha quedado claro que sea esa su posición respecto a la existencia o no de detenidos desaparecidos entonces hablamos también de que yo entiendo que usted rechaza todo lo que sean las prácticas que dieron lugar a violaciones a los derechos humanos”, relató. A lo que el militar contestó: “Sí señor, yo las rechazo”. Entonces, Bayardi le recomendó aclarar su posición. “Si estas cosas son las que usted piensa debería dejarlas expresadas con claridad”, aseguró el ministro, según su relato. A lo que Feola le respondió: “Yo no tengo problema en expresar estas cosa con claridad porque efectivamente las pienso”.  “Bueno, aclárelo”, disparó Bayardi. 

Tras este diálogo, el comandante en Jefe del Ejército emitió un comunicado en el que aseguró que no había pretendido desconocer la existencia de desaparecidos. “El Ejército continuará haciendo los máximos esfuerzos para llevar una respuesta a los reclamos de los familiares de detenidos desaparecidos”, agregó.  “Se continuará sustanciando con la mayor celeridad, todos los requerimientos del Poder Judicial, a fin de alcanzar el esclarecimiento de los hechos”, se lee en otro de los puntos del texto. Además, el comunicado explica que el Ejército continúa haciendo énfasis en la enseñanza “en aquellos aspectos relacionados al respeto de los derechos humanos, del derecho internacional humanitario y de los ideales democráticos republicanos”. Bayardi achacó este traspié a la inexperiencia de Feola en brindar conferencias de prensa. 

No obstante, el abogado Carlos Ramela, integrante de la Comisión para la Paz –instalada durante el gobierno de Jorge Battle– afirmó que si Feola realmente piensa lo que dijo primero, no puede continuar en el cargo. “Si el ministro Bayardi tiene el convencimiento de que Feola piensa lo que dijo primero, Feola no puede seguir en su cargo”, afirmó Ramela entrevistado por radio Carve. “(Lo que dijo el nuevo comandante en jefe) Es algo no solamente desafortunado, sino triste y doloroso. Estos comentarios son una falta de respeto a los desaparecidos, al país y a la historia. Es muy preocupante”, siguió el abogado. 

La organización Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos también expresó su repudio. “Las Fuerzas Armadas bien saben su responsabilidad en las desapariciones forzadas, en la tortura, en los asesinatos y en todo lo que fue el periodo de terrorismo de Estado. Entonces, decir que son hechos que no están confirmados es inconcebible. No salgo de mi asombro”, explicó el vocero de la organización Ignacio Errandonea a la cadena Telemando, citado por el diario uruguayo El País.  “Madres y familiares lo venimos diciendo desde hace mucho tiempo: antes de nombrar un nuevo comandante en jefe habría que exigirle que se pronuncie sobre lo que fue el terrorismo de Estado, que lo condene y que se comprometa a trabajar en la búsqueda de la verdad, en la justicia, y para que nunca más sucedan estos hechos”, agregó.

El presidente Tabaré Vázquez también se sorprendió por las declaraciones de Feola, según dijo  Bayardi, ya que el mandatario se había reunido más temprano con el nuevo comandante en jefe y habían hablado de derechos humanos. 

Feola, quien ocupa su cargo desde anteayer, es el tercer comandante del Ejército que asume en tres semanas. A inicios de marzo fue cesado Guido Manini Ríos por cuestionamientos a la Justicia uruguaya en relación a causas vinculadas a violaciones a los derechos humanos. Fue reemplazado por José González, quien también fue destituido tras la filtración de las confesiones de delito del represor José Gavazzo durante la dictadura, que habían sido omitidas por las autoridades.

La destitución de González se dio después de que el diario El Observador publicara el 30 de marzo actas del Tribunal de Honor del Ejército uruguayo en la que había documentos que incluían una confesión de Gavazzo admitiendo haber cometido delitos durante la dictadura. Los escritos detallaban que Gavazzo arrojó en 1973 el cadáver del guerrillero tupamaro Roberto Gomensoro al río Negro (centro) para hacerlo desaparecer. Asimismo, el medio señaló que el ex militar Jorge Silveira había declarado que Gavazzo fue responsable de la muerte de Gomensoro y de la desaparición de María Claudia García de Gelman.

Por no informar sobre la confesión del ex militar, Vázquez destituyó a González, y al jefe del Estado Mayor de la Defensa, Alfredo Erramún. Además, el mandatario pidió la aprobación de la Cámara de Senadores para promover el pase de retiro obligatorio a los generales Claudio Romano, Carlos Sequeira, Alejandro Salaverry y Gustavo Fajardo. Todos los militares destituidos integraban el Tribunal de Honor del Ejército. Estas filtraciones provocaron además la renuncia del ministro de Defensa Jorge Menéndez, cuyo reemplazante, Bayardi, también asumió este lunes su cargo.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ