Un hombre fue detenido tras derramar parte del líquido
Con bidones de nafta en la catedral de Nueva York

Un hombre encendió las alarmas de seguridad en Nueva York tras ingresar en la catedral de Nueva York con dos bidones de nafta y un líquido inflamable, pocos días después de que un incendio dañara gravemente la catedral de Notre Dame en París. De acuerdo al Departamento de Policía de Nueva York, el hombre fue detenido porque alegó haber tomado un atajo a través de la catedral, después de que su vehículo se quedara sin nafta, aunque sus respuestas eran "incoherentes y evasivas".

"Ignoramos cuál es su estado mental y su motivación", dijo el Jefe policial John Miller en una rueda de prensa delante la catedral de San Patricio, una estructura gótica en el corazón de Manhattan. El hombre fue interpelado por un agente de seguridad que le preguntó adónde iba y le informó que no podía entrar en la catedral con esos objetos, explicó la policía.

"En ese momento, aparentemente la gasolina se derramó en el suelo cuando (el hombre) se daba la vuelta", precisó Miller. Alertados, agentes de la oficina de lucha contra el terrorismo del NYPD lo atraparon y lo detuvieron después de un interrogatorio.

"Contó que atravesaba la catedral... que su vehículo se había quedado sin gasolina", explicó Miller. "Miramos su vehículo. No faltaba gasolina y lo detuvimos", precisó. El individuo, de 37 años, era "conocido por los servicios de la policía", que investigan sus antecedentes.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ