Toman la escuela por un profesor acusado desde 2017
Repudian un nombramiento en el Carlos Pellegrini
El docente, acusado por los alumnos de consumir pornografía infantil, fue nombrado coordinador de actividades extracurriculares.
La toma será con clases públicas y por tiempo indeterminado.La toma será con clases públicas y por tiempo indeterminado.La toma será con clases públicas y por tiempo indeterminado.La toma será con clases públicas y por tiempo indeterminado.La toma será con clases públicas y por tiempo indeterminado.
La toma será con clases públicas y por tiempo indeterminado. 

Los estudiantes del colegio Carlos Pellegrini decidieron tomar el colegio luego de que se conociera el nombramiento de Roberto “Robie” Rodríguez –acusado por los alumnos de consumir pornografía infantil– como coordinador de actividades extracurriculares en la Secretaría de Educación Media de la Universidad de Buenos Aires (UBA). La toma será con clases públicas, por tiempo indeterminado, y estará acompañada, hoy, por una movilización hacia la sede donde sesiona el Consejo Superior de la UBA. Las autoridades del colegio y del Rectorado de la UBA aseguraron que el docente no tiene denuncias en su contra.

Según relataron los alumnos del Pellegrini en un comunicado, en el que anunciaron que “otros colegios” (en referencia al Nacional de Buenos Aires) también convocarán asambleas por este tema, la toma se decidió en la asamblea de este lunes, cuando “se difundió una resolución de la UBA firmada por el Rector Alberto Barbieri y César Albornoz  designando a Rodríguez como asesor académico de la oficina de las escuelas preuniversitarias”. 

Rodríguez, antes de este nuevo nombramiento, estaba a cargo del departamento de Educación Física del Nacional y del Pellegrini. En 2017, también había sido nombrado vicerrector del Nacional, pero tuvo que renunciar tras amenazar a un alumno y decirle “yo cuando pego no controlo mi fuerza y puedo romper dientes”, según contó a este diario Ana Bellati, presidenta del centro de estudiantes del Pellegrini. Ese alumno, junto a otros compañeros del Nacional, habían acusado a Rodríguez por seguir cuentas de Twitter de pornografia infantil, acusación a la que le siguió una denuncia policial por parte de Rodríguez en la que relató que alguien “podría haber hackeado su cuenta”. 

Por el tono amenazante con el que se dirigió a este alumno, Rodríguez fue sumariado y en noviembre de 2017 le prohibieron “pisar el Nacional y tener contacto con les alumnes por treinta días”, recordó Bellati. Sin embargo, luego de ese plazor, Rodríguez siguió adelante como profesor y jefe del departamento de Educación Física. 

Los centros de estudiantes del Nacional y del Pellegrini repudiaron el nombramiento de Rodríguez. “Pedimos que no tenga cargos académicos ni pedagógicos que le permitan decidir sobre lo que pasa con nosotres, así como tampoco tenga contacto con les alumnes”, exigió Bellati, quien consideró que Rodríguez “es tipo violento, que cosifica y, a pesar de eso, lo ascienden de cargo. En la asamblea del lunes algunas compañeras contaron que cuando era docente de educación física dejaba a los varones solos y se iba a ver la clase de las minas, para mirarles el culo y el cuerpo”.

“Esta no es una decisión aislada por parte de la UBA, sino una política sistemática por parte del Consejo Superior”, dijo Bellati. Y recordó: “En 2015 dimos una tremenda lucha para que no asciendan como regente a un preceptor acusado. Este año también luchamos contra un docente que publicó un meme ridiculizando a un alumne. Son constantes las situaciones de este tipo, por eso queremos pensar una educación distinta donde podamos estar incluides y podamos tener injerencia en las decisiones. Porque quienes terminamos cuidándonos somos nosotres, no la institución ni los adultes”, subrayó.

“También pedimos que la educación sexual laica y científica sea aplicada de forma transversal a todas las materias y que se apruebe y aplique la creación de un Consejo de Convivencia”, agregó la presidenta del centro. 

Por su parte, las autoridades de la escuela enviaron una carta a los padres en las que aseguraron que la medida es “extrema e inconducente”, “vulnera el derecho a la educación de nuestros estudiantes” y “dinamita instancias de diálogo necesarias”. Y acusaron a los estudiantes de no haber presentado “un pliego de reivindicaciones concreto” ni especificado la duración de la toma.

Según afirmaron en la carta, Rodríguez “no tiene en la escuela ninguna denuncia formal –o informal– realizada en su contra” y, por esa razón, “no corresponde tomar medidas de manera arbitraria, sin que medien los protocolos existentes, los derechos laborales y el debido proceso”. Sin embargo, según sostuvieron las autoridades, “en caso de que haya denuncias” obrarán “tal como de costumbre, aplicando los protocolos y mecanismos existentes”.

Fuentes del rectorado de la UBA ratificaron el nombramiento de Rodríguez y apoyaron el comunicado de las autoridades del Pellegrini. “Él va a seguir en ese puesto. No tendríamos por qué tomar una medida ahora. Además, este no es un ascenso: él deja de dar clases pero porque ahora se dedicará a coordinar tareas extracurriculares”, expresaron a PáginaI12. Y opinaron, sobre la acusación que pesa sobre Rodríguez: “En la carta presentada por los alumnos del Nacional en 2017, los estudiantes sólo hablaron de porno, no de porno infantil. A él se lo sumarió por una discusión que tuvo con un alumno en tono inapropiado para un vicerrector, pero no hubo ninguna prueba de cuáles eran las cuentas que seguía Rodríguez por Twitter, por eso no se avanzó en esa acusación”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ