Máximo Kirchner en Ferro junto a los radicales de Los Irrompibles

"Alberto tiene la responsabilidad de llevarnos a la victoria"

Máximo Kirchner en el acto en Ferro.Máximo Kirchner en el acto en Ferro.Máximo Kirchner en el acto en Ferro.Máximo Kirchner en el acto en Ferro.Máximo Kirchner en el acto en Ferro.
Máximo Kirchner en el acto en Ferro. 

“Es un día hermoso”, dijo Máximo Kirchner cuando le tocó hablar en el acto que habían organizado Unidad Ciudadana y Los Irrompibles que lideran Leandro Santoro y Leopoldo Moreau. Pero la noticia de la conformación de la fórmula presidencial del peronismo integrada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner, le dio otro tono al encuentro y Máximo no lo evitó al afirmar que  "Alberto es nuestro candidato y tiene la responsabilidad de conducir a la victoria el 27 de octubre a este frente patriótico que necesita darle y darse una oportunidad para construir una Argentina diferente".

El hijo de la ex presidenta y actual diputado nacional fue el principal orador del encuentro que se había organizado mucho antes de que se conociera la novedad electoral. “Lo de Cristina es un ejemplo para la política y para todos los que piden ejemplos a los demás y nunca los dan”, lanzó a la concurrencia. Y auguró que “Alberto tiene la responsabilidad de llevar a la victoria a este frente patriótico”.

En su discurso, Kirchner no ahorró críticas al gobierno de Mauricio Macri, al que le pidió “responsabilidad en estos últimos meses que le quedan de presidente”. En ese sentido, reclamó “piedad” con “todos los que lo votaron pensando que el país estaría mejor que como se lo habíamos dejado”. Y solicitó al mandatario que “detenga el endeudamiento atroz al que condenó al país por décadas”. Además, le dijo a Macri que “entienda que su tiempo está languideciendo”.

Kirchner ponderó “la oposición responsable” ejercida desde 2015 y recordó que desde el macrismo “mintieron descaradamente en la campaña”. Afirmó que la situación del país es “compleja” y que hace falta “un acuerdo por la Patria” al que incluso deberían ser llamados los medios de comunicación. “Falta autocrítica del periodismo, responsable del estado en que está el país”, sostuvo.

En su descripción del panorama, remarcó que “se dilapidó la plata del FMI por obra y gracia de Caputo y Sandleris, dos presidentes del Banco Central que llegaron sin acuerdo del Senado”, y que “tenemos que asumir las cosas que nos pasan”. Recordó a Nicolás Dujovne, sin nombrarlo: “Hay un ministro que tomaba whisky por TV,y la realidad es más compleja”. Sobre el endeudamiento, dijo que “el Fondo se tiene que hacer cargo de prestar dinero como lo presta”, por lo que tiene su cuota de responsabilidad en el presente argentino.

Kirchner llamó a congelar tarifas, no hasta octubre, como planteó el Gobierno, sino hasta enero de 2021 “para dar aire a los argentinos”, porque “hay gente que no llega a fin de mes. “Venimos a sumar nuestras verdades relativas en beneficio de todos”, dijo, y afirmó que “atrás quedan las diferencias, adelante está el futuro, hay que salir a convencer, van a venir buenos tiempos”.

Hacia un "cambio de modelo en el país"

Los otros oradores también manifestaron satisfacción por la fórmula que anunció Cristina. Sergio Palazzo, titular de La Bancaria, dijo que “cada día que pasa es un día menos de gobierno de Mauricio Macri, es una gran alegría que este espacio plural encontrara una fórmula que expresa la grandeza de estadista de Cristina”.

El líder sindical dijo: “No sé cuántos que piden gestos de grandeza resignarían una candidatura cuando están en condiciones de ganar en primera vuelta”. Para Palazzo, “hablan de peronismo sin Cristina, no sea cosa que quieran macrismo sin Macri”. Y criticó, como afiliado radical, la alianza de Macri con “la UCR más retrógrada de su historia”. Llamó a un “cambio de modelo en el país” como único punto a negociar con el Gobierno “si es que están arrepentidos”. De cara al futuro dijo que “en diciembre volverá a flamear la celeste y blanca en lugar del sucio trapo del FMI, porque vuelve la felicidad del pueblo argentino”.

A su turno, Leandro Santoro opinó que “no hay antecedentes en la historia argentina de algo como lo que vimos hoy” y que “Cristina dejó de ser dirigente para ser pueblo”. Dijo que “es la reserva moral de la Nación y que “soñamos con la convergencia de Alfonsín y la transversalidad  de Néstor, que permita la movilidad social ascendente, las banderas por las que pelearon los partidos populares”.

Añadió que “hoy se ha sorprendido la oligarquía” porque “no toleran que se limite el poder de las corporaciones” y que el 10 de diciembre “va a gobernar el pueblo argentino”.

Finalmente, Leopoldo Moreau estimó que “Cristina prefirió que gane la Argentina antes que ella”. Explicó que “viene de la misma generación que yo, cuando la política se tomó desde la mirada colectica, por eso esto no podía ser una aventura personal”.

El diputado de Unidad Ciudadana llamó a “liberar de odios y prejuicios” la sociedad y lanzó el desafío. “Ahora aparece la política, el Gobierno, que es la antipolítica, va a tener que hablar de política”. Afirmó que “no nos equivocamos en la descripción del gobierno nacional. “Son liberales-conservadores, pero fundamentalmente son psicópatas que trataron de envilecer a la sociedad sacándole derechos”.

Alertó que hay una crisis de deuda “peor que en 2001”, porque entonces “la deuda era con privados, y ahora es con el Fondo”. Y añadió que “no sabemos aún la magnitud de esta crisis”.

Moreau invitó a la UCR, de cara a la convención partidaria. “Con el peronismo no alcanza, y les digo a los radicales que se pueden equivocar, pero vivir en el error condena a la desaparición”.

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ