La víctima tenía 43 años y era médica
Femicidio en Chacabuco: mató a su expareja de tres disparos

Una médica de 43 años fue asesinada a balazos por su expareja en una vivienda de la localidad bonaerense de Chacabuco. Tras cometer el crimen el hombre escapó y luego se suicidó. Desde el entorno de la víctima contaron que ya había sido amenazada por el femicida.

Gabriela Scalise tenía 43 años y era médica especialista en diagnóstico por imágenes. El miércoles alrededor de las 19 recibió al menos tres disparos y un golpe en la cabeza con un objeto contundente, lo que le produjo pérdida de masa encefálica.

Todo comenzó el miércoles a la tarde, alrededor de las 19, en Dean Funes y Quintana, donde vivía la víctima. Allí, Scalise fue atacada por su expareja cuando intentaba ingresar con el auto a su vivienda.

De acuerdo con lo relatado por los testigos, el hombre, identificado por la Policía como Adrián Cipolla, que había mantenido una relación de pareja con Scalise durante tres años, le impidió entrar a su casa y le efectuó al menos tres disparos. Luego escapó en un auto con vidrios polarizados.

La radióloga fue trasladada de inmediato al hospital municipal de Chacabuco, pero murió a los pocos minutos por la gravedad de las heridas.

Una vecina relató al canal Somos Chacabuco que salía a realizar las compras cuando escuchó los tres disparos. Su hija vio cómo un hombre descendió de un auto Renault azul, cruzó la calle y le disparó a Scalise.

Según su relato, “la chica estaba ingresando con la camioneta (a su casa)” y el agresor, luego de bajarse del auto, tras un forcejeo quiso meterla a la fuerza en la vivienda, ella logró zafarse y cuando se aleja corriendo el asesino le dispara.

Otro vecino contó que la víctima “tenía miedo porque una expareja de ella la amenazaba”, motivo por el cual hacía unos quince días había instalado cámaras de seguridad en la puerta de su vivienda.

Anoche mismo, el cadáver de Cipolla, quien se dedicaba a la venta de automóviles, fue encontrado dentro su vehículo, al costado de un camino rural en los alrededores de Chacabuco, con un tiro en la cabeza.

El asesinato de Scalise es el segundo femicidio ocurrido en aquella ciudad en lo que va del 2019. En enero, Silvia Pereyra (59) fue asesinada a puñaladas en su vivienda, crimen por el que detuvieron a un joven vecino.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ