El ministro salió a criticar a Eduardo De Lázzari por sus cuestionamientos a la Justicia
Garavano apuntó contra el titular de la Suprema Corte bonaerense
"Viene del sector del peronismo", dijo para intentar deslegitimar sus denuncias públicas sobre la "deplorable" situación de Comodoro Py donde existen "causas armadas artificialmente".
El ministro de Justicia, Germán Garavano, apuntó contra Eduardo De Lázzari.El ministro de Justicia, Germán Garavano, apuntó contra Eduardo De Lázzari.El ministro de Justicia, Germán Garavano, apuntó contra Eduardo De Lázzari.El ministro de Justicia, Germán Garavano, apuntó contra Eduardo De Lázzari.El ministro de Justicia, Germán Garavano, apuntó contra Eduardo De Lázzari.
El ministro de Justicia, Germán Garavano, apuntó contra Eduardo De Lázzari. 

La embestida de Cambiemos contra los jueces que no responden a sus intereses sumó un nuevo capítulo. Luego de ir ayer personalmente a Mar del Plata para pedir el apartamiento del juez Alejo Ramos Padilla, el ministro de Justicia, Germán Garavano, apuntó ahora contra el presidente de la Suprema Corte bonaerense, Eduardo De Lázzari. "Es una afirmación al menos temeraria. Además dijo que eso se estaba replicando en la provincia, con lo cual sería bueno que el presidente explique los alcances de los casos", reclamó el ministro luego de que el magistrado revelara que la situación de la justicia federal es "deplorable" y que hay "causas armadas artificialmente".

El ministro de Justicia se sumó al coro de voces macristas que rechazaron las críticas del presidente del máximo tribunal bonaerense. "Lamentablemente es una declaración política", señaló Garavano, desnudando su concepción negativa sobre la política. Consultado en Radio La Red, el funcionario nacional atribuyó los cuestionamientos del juez a su supuesto origen partidario. "Yo no lo quiero encorsetar en un sector político", se excusó el ministro pero al mismo tiempo afirmó que cree que el magistrado "viene del sector del peronismo". 

Al participar de una jornada de la Red de Jueces penales de la provincia, De Lázzari había afirmado que actualmente existen "causas armadas artificialmente, abusos de testigos de identidad reservada, arrepentidos", "tráfico de escuchas" y manejo de "espías". Según el juez, se advierten "factores de presión que inducen fomentados y fogoneado por ciertos medios a dictar condenas mediáticas". 

Esas declaraciones fueron respaldadas por otros sectores del Poder Judicial como la Asociación Nacional de jueces laborales y el por titular de la Asociación de Magistrados de La Plata, Víctor Violini, juez de Casación provincial. "No queremos que la justicia de la provincia de Buenos Aires se convierta en otro Comodoro Py", sentenció Violini. 

Según Garavano, lo que "debiera hacer el presidente de la Corte, si tiene conocimiento de hechos de esas características, es denunciarlo, presentarse en la fiscalía y hacer la denuncia correspondiente". "Es una declaración política, De Lázzari es una persona que proviene de la política", insistió el ministro y agregó: "Es una pena porque la Justicia en la Provincia esta haciendo avances significativos para separar a jueces y a fiscales sospechados de corrupción".

Para concluir, el funcionario nacional sostuvo que conoce a De Lázzari y están trabajando en "varios proyectos" porque sus manifestaciones "fueron profundamente desilusionantes e inadecuadas".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ