El FMI respaldó la decisión
El Banco Central mantiene la tasa y sigue con la bicicleta

El Banco Central garantizó este lunes al mercado financiero la continuidad de una tasa de interés que le permita seguir con la bicicleta financiera hasta después de las elecciones PASO . Dispuso que evaluará cualquier cambio en las tasas recién cuando se comunique el próximo dato de inflación, correspondiente a julio, el 15 de agosto. Mientras tanto, aseguró que la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq) no bajará del 58 por ciento. El FMI respaldó las medidas y destacó que los cambios asegurarán “un camino continuo de disminución de la inflación y un buen funcionamiento del sistema financiero”.

La autoridad monetaria modificó la forma en la que computa su meta de base monetaria, establecida en octubre del año pasado, para poder cumplir con las metas establecidas. Cambió a un plazo bimestral la evaluación del cumplimiento de la base monetaria para el período julio-agosto, cuando antes se hacía en forma mensual.

"La meta promedio en el período se mantiene sin cambios en 1.343 millones de pesos", informó a través de un comunicado el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central. La medida fue tomada con el fin de que el esquema no se vuelva excesivamente contractivo en julio y expansivo en agosto. "En una actitud precautoria, los bancos están integrando encajes durante el mes de julio por un monto mayor al requerido para el bimestre, esperándose por lo tanto una integración menor en agosto", aclaró el Comité. Por eso se dispuso usar el promedio bimestral para determinar el cumplimiento de la meta de la base monetaria para este período.

Además, para garantizar el carácter contractivo de la política monetaria, decidió mantener constante la tasa mínima de las Letras de Liquidez (Leliq) en 58 por ciento hasta tanto se conozca el próximo dato de inflación. Esto será el 15 de agosto, según el Indec, cuatro días después de las elecciones PASO. En ese momento la tasa mínima de Leliq "podrá ser revisada, teniendo en cuenta la evolución de la inflación, las expectativas de inflación, las condiciones financieras internas y externas, y otras variables macroeconómicas", señaló el comunicado.

En forma complementaria, para mejorar la transmisión de la tasa de Leliq a la tasa que reciben los ahorristas, el directorio del Banco Central decidió el viernes pasado elevar en 3 puntos porcentuales la fracción de los encajes por los depósitos a plazo fijo que las entidades están habilitadas a integrar con esas letras. "Los encajes no remunerados limitan el rendimiento de los depósitos porque generan una brecha entre la tasa de política monetaria y la que reciben los ahorristas", explicó el Copom.

Minutos más tarde de comunicadas las nuevas medidas monetarias del Banco Central, el FMI declaró que respalda los cambios anunciados. “Garantizarán que la política monetaria se mantenga orientada a asegurar un camino continuo de disminución de la inflación y un buen funcionamiento del sistema financiero”, aseguró a través de Twitter Gerry Rice, vocero principal del fondo. El Banco Central busca con estas medidas bajar la inflación, que no baja del 2 por ciento mensual, a pesar del dólar planchado y el congelamiento de las tarifas. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ