El cantante participó de la masiva marcha en San Juan
Ricky Martin al frente de las manifestaciones en Puerto Rico
Con la bandera del orgullo gay desde lo alto de un camión, el cantante encabezó la concentración para exigir la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló. Otros artistas, como Residente y Bud Bunny, también participaron.
Ricky Martin participó de la masiva marcha en Puerto Rico para pedir la renuncia del gobernador. Ricky Martin participó de la masiva marcha en Puerto Rico para pedir la renuncia del gobernador. Ricky Martin participó de la masiva marcha en Puerto Rico para pedir la renuncia del gobernador. Ricky Martin participó de la masiva marcha en Puerto Rico para pedir la renuncia del gobernador. Ricky Martin participó de la masiva marcha en Puerto Rico para pedir la renuncia del gobernador. 
Ricky Martin participó de la masiva marcha en Puerto Rico para pedir la renuncia del gobernador.  
Imagen: AFP

El cantante puertorriqueño Ricky Martin no sólo participó de la marcha que este lunes movilizó a cientos de miles de personas por la avenida principal de San Juan, la capital de Puerto Rico, para pedir la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló luego de que se hicieran públicos los chats homofóbicos, misóginos y ofensivos contra las víctimas del huracán María. En los diez días que lleva la crisis política en la isla, el cantante se convirtió en uno de los máximos promotores de la protesta y hasta encabezó la masiva concentración desde lo alto de un camión ondeando, como un manifiesto, la bandera del orgullo gay.

Con carteles, pancartas y banderas de Puerto Rico, la multitud recorrió durante todo el día el camino que une el Centro Médico hasta la Plaza de las Américas, por la avenida principal de la capital de la isla. “Ricky renuncia ya”, pedían los manifestantes, a los gritos y con el sonido de fondo de los redoblantes. Pero la exclamación colectiva llegó a su punto culmine cuando el camión con los artistas se puso al frente de la marcha, con el otro Ricky como estandarte.

Vestido completamente de negro, con una gorra que tapaba la mitad de su rostro, Ricky Martin apareció parado sobre el techo de un camión blandiendo la bandera multicolor del orgullo. Con el puño en alto a modo de triunfo, unos golpes en el pecho y los dedos en V, por el símbolo de paz, avanzó entre la gente uniéndose al pedido de renuncia. A su alrededor, los manifestantes enloquecieron.

Además de Ricky Martín, en el camión iban otros artistas populares que alzaron su voz contra el gobernador. Estaban allí Residente y Bud Bunny, que ya habían alzado sus voces en otras oportunidades para denunciar situaciones críticas que vive la isla. Muchas de sus canciones contienen una fuerte crítica social.

Pero por algún motivo, la participación de Ricky Martín se transformó en la más llamativa desde la distancia. Quizá porque fue blanco de uno de los chats que se filtraron a la prensa y que destaparon el escándalo. Entre los mensajes que se enviaban Rosselló y su grupo de colaboradores no faltaron las burlas contra la sexualidad del cantante que mantuvo su homosexualidad varios años en secreto hasta que en 2010 salió del closet.

“Ricardo Rosselló no sólo eres cínico también eres maquiavélico, estás jugando con la salud mental de los puertorriqueños. Les exijo a los presidentes legislativos de la isla que por favor empiecen el proceso de residenciamiento. Ustedes tienen que escuchar el reclamo masivo de cada uno de los puertorriqueños”, pidió el cantante, horas antes de la marcha en un video que compartió en sus redes sociales. El proceso de residenciamiento es el equivalente al juicio político a través del cual el gobernador puede ser destituido.

La necesidad de participar de la masiva movilización se tornó en una prioridad para el artista. “Me estoy montando en un avión, me estoy yendo a Puerto Rico, llego a las 7 y ya estaré en esa marcha… quiero sentir el poder del pueblo. Por favor, de todos los rincones de la isla vengan y manifiéstense con nosotros. Vengan, tienen que estar ahí, tienen que decir presente, se los ruego”, dijo también en la previa.

Unos días antes, el cantante había publicado en sus redes sociales un video con una larga lista de críticas a la gestión de Rosselló: “168 escuelas cerradas, amenaza de recortes y retiros de maestros, fraude, empleados fantasmas, colapso en ciencias forenses, reforma laboral y quita de derechos, Telegram, 4645”. El número sobre la placa negra hacía referencia a las víctimas del huracán María, también blanco de las burlas de los chats filtrados.

“Me siento frustrado, enojado, siento una presión en el pecho horrible… ¿Y cómo me puedo liberar de esta angustia? Simplemente viajando a Puerto Rico y diciendo presente en la marcha”, dice Ricky Martin en otro video, días antes de otra de las marchas convocadas en estos días, las del jueves 18. “Voy a estar con ustedes y voy a caminar con mi gente, con mi pueblo”, agregó.

Los días previos a la marcha, el mensaje político del artista siguió tomando forma y sumando peso: “Le vamos a dejar saber a Ricardo Rosselló que no lo queremos en el poder, que estamos cansados, que Puerto Rico ha sufrido muchísimo y no podemos con el cinismo de nuestros líderes”, dijo también en otro video. 

Ricky Martin agradeció por último el hecho de que se hayan filtrado los mensajes, por la reacción de repudio generalizada que se despertó entre los puertorriqueños. “Afortunadamente salió el chat porque se desenmascaró a todo el mundo. Se burlaron de nuestros cadáveres, se burlaron de las mujeres, se burlaron de la comunidad LGBT, se burlaron de gente con discapacidad física y mental, se burlaron de la obesidad… basta ya. No puede ser. Cuando puerto rico se une salen cosas maravillosa, podemos cambiar la historia”, dijo. 


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ