El único gol lo convirtió Sebastián Palacios en el primer tiempo
Independiente le ganó a Defensa y Justicia en Varela
El conjunto de Avellaneda se mostró superior a lo largo de todo el partido, y pudo plasmarlo en el resultado con el tanto del ex Boca.
Sebastián Palacios festeja el gol en el estadio de Defensa y Justicia.Sebastián Palacios festeja el gol en el estadio de Defensa y Justicia.Sebastián Palacios festeja el gol en el estadio de Defensa y Justicia.Sebastián Palacios festeja el gol en el estadio de Defensa y Justicia.Sebastián Palacios festeja el gol en el estadio de Defensa y Justicia.
Sebastián Palacios festeja el gol en el estadio de Defensa y Justicia. 

Independiente logró el gol que le dio tres puntos en una curiosa jugada en la que el defensor central Herrera fue protagonista principal. Tiró un centro desde la derecha Figal, uno de esos centros casi de compromiso que suelen despejar sin inconvenientes los defensores rivales. Pero pasó que el defensor del Halcón intentó una palomita, se convirtió en un pajarito sin alas, le erró por medio metro a la pelota que le llegó en forma de regalo al muslo de Palacios. El delantero le sacó el envoltorio al regalo, se acomodó porque le sobraba tiempo y espacio, y fusiló al pobre Unsain que no pudo hacer nada por evitarlo.

El rojo alcanzó el gol por un blooper, pero tuvo varias llegadas por méritos propios y no por errores no forzados, que justificaron ampliamente su victoria. El equipo de Sebastián Beccacece no deslumbró, pero mostró solidez defensiva y llegó mucho más que el ex equipo de Beccacece (ahora dirigido por Mariano Soso), que no generó ninguna situación de gol clara de gol en noventa minutos.

Si al gol de Palacios le sumamos un remate de Martín Benítez de tiro libre en el travesaño, le agregamos una jugada similar a la del gol , es decir centro de Figal conectado por Palacios (en este caso de cabeza) que hizo salir la pelota muy cerca, y un tiro libre de Silva contenido bien por Unsain, quedará claro porque Independiente le ganó a Defensa y Justicia.

Los dos entrenadores apuestan a la idea de que es mejor tener la pelota que dársela al rival, y que con el elemento en su poder de sus jugadores se defiende mejor y se pueden provocar llegadas con paciencia hasta que aparezcan los espacios. Claro que una cosa es el pizarrón y otra el campo de juego. Una cosa es lo que se supone que va a pasar y otra cosa lo que termina ocurriendo. En teoría los de colorado deberían dársela a los de colorado, y los de amarillo a los de amarillo. Pero no siempre se puede, no siempre se tiene la precisión necesaria para mantener varios toques seguidos o para evitar la presión del rival. Las buenas intenciones muchas veces se quedan en eso, y por lo tanto el partido tuvo profundos baches por los malos pases o por las cesiones continuadas que no conducían a ningún lado. Se insinúa mucho, pero se concretaba poco.Y eso suele hacer que los partidos resulten aburridos, sin emociones.

En el primer tiempo, después de algunos minutos en los que pareció que Defensa se movía mejor, Independiente levantó su nivel y las estadísticas mostraron un 66 por ciento de posesión, que se relacionaba con la impresión que dejaban las producciones de uno y otro.

El segundo tiempo fue distinto. El DT de Defensa y Justicia sacó a Herrera (que error al margen estaba amonestado) armó una línea de cuatro con González, Rodríguez, Piovi y Delgado, y mandó a la cancha a Mana. Los cambios de hombres y de esquema le mejoraron la cara a los locales. Tuvieron la pelota mucho más que en el primer tiempo, fueron más prolijos, pero eso sí, sin profundidad. Independiente cuyos jugadores sintieron el esfuerzo del partido jugado en la semana por la Sudamericana y se mostraban agotados, perdió el balón , pero no la firmeza defensiva. Y supo aguantar los embates de un rival que iba al frente con muchas ganas, pero poca capacidad de resolución y cero inventiva.

Hay que hacer mucho esfuerzo de memoria para encontrar alguna acción en la que Campaña haya sentido sensación de peligro. Los buenos oficios de los centrales Franco y Silva, más los cambios que renovaron el aire, hicieron que los visitantes controlaran el juego en tres cuartos de cancha.

Que el partido no haya sido técnicamente brillante no debe importarles mucho a esta altura a los hinchas de Independiente (llevaron mucha gente a Varela) porque un buen aranque de campeonato, abre el camino a la consolidación de una idea y mejora el ánimo.

Defensa en un proceso de renovación casi total (nuevo DT , nuevos jugadores), necesitará tiempo parta volver a epocas felicfes, cuando Beccacece se sentaba en el banco propìo.

 

0 D. Y JUSTICIA: Unsain; J. González, Herrera, Piovi, G. Rodríguez, R. Delgado; A. Castro,  Villarruel, M. Benítez; F. Márquez, N. Fernández. DT: Mariano Soso.

1 INDEPENDIENTE: Campaña; Figal, Franco, G. Silva, S. Miño; Blanco, Domingo, P. Pérez; S. Palacios, M. Benítez, C. Domínguez. DT: Sebastián Beccacece.

Estadio: Defensa.

Arbitro: Patricio Loustau.

Gol: 32m Palacios (I).

Cambios: 46m Maná (5) por Herrera (D), 66m Bustos por Benítez (I), 71m F. Silva por  Domingo (I), 74m Merlini por M. Benítez (D), 76m C. Chávez por C. Domínguez (I) y Coacci por A. Castro (D).

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ