Recusación a Dietrich rechazada y ventaja para Avian y Fly Bondi en la licitación de corredores aéreos
Otra ruta que conduce a la familia presidencial
El Gobierno rechazó el pedido de recusación contra el ministro de Transporte, a quien los gremios aeronáuticos señalaban favoreciendo a Avian y Fly Bondi en la licitación de rutas aéreas. Una está vinculada al Grupo Macri, la otra a Mario Quintana. Nuevos elementos de sospecha.
La salteña Andes, una de las cinco oferentes. Relegada por un dictamen oficial muy favorable a Avian y Fly Bondi.La salteña Andes, una de las cinco oferentes. Relegada por un dictamen oficial muy favorable a Avian y Fly Bondi.La salteña Andes, una de las cinco oferentes. Relegada por un dictamen oficial muy favorable a Avian y Fly Bondi.La salteña Andes, una de las cinco oferentes. Relegada por un dictamen oficial muy favorable a Avian y Fly Bondi.La salteña Andes, una de las cinco oferentes. Relegada por un dictamen oficial muy favorable a Avian y Fly Bondi.
La salteña Andes, una de las cinco oferentes. Relegada por un dictamen oficial muy favorable a Avian y Fly Bondi. 

Ni “amiguismo” ni “trato frecuente”. El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, negó cualquier vínculo personal con las empresas aéreas Avian y Fly Bondi que pudieran haber influido para que las mismas, precisamente, resultaran las más favorecidas por el dictamen de la Junta Asesora del Transporte Aéreo (JATA) de la mencionada cartera, en la evaluación sobre los tramos pedidos para la concesión de rutas de vuelos regulares. La sospecha había sido planteada por los gremios aeronáuticos, que pidieron la recusación del ministro, ya que “se habría pronunciado abiertamente en favor de las empresas solicitantes en forma previa a la evaluación técnica de sus propuestas”. A Avian Líneas Aéreas se la vincula con el Grupo Macri. A Fly Bondi, con el secretario coordinador de la Jefatura de Gabinete, Mario Quintana. Ayer, por decreto 111, el presidente Mauricio Macri y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, rechazaron la recusación dado que “no se acompañaron elementos u ofrecido prueba que eventualmente acreditara dichas circunstancias”. Paralelamente, un informe de un instituto especializado en aviación comercial, conocido ayer, da cuenta de las disparidades de resultados en el dictamen oficial y otros elementos que revelarían “arbitrariedades en la adjudicación de rutas aéreas”.       

Cinco empresas de las denominadas low cost (vuelos a bajo costo) se presentaron a la licitación a fines del año pasado para la explotación de rutas en cabotaje y vuelos internacionales. En total, solicitaron 458 rutas, 349 en cabotaje y 109 con destino internacional. Tras la audiencia pública, en la que se escucharon fuertes objeciones a los antecedentes de las empresas concursantes (incluso la ex titular de Aerolíneas Argentinas había pretendido presentarse, pero la desautorización del gobierno habría provocado su renuncia al cargo), la JATA emitió un dictamen recomendando cuáles rutas aprobar, cuáles rechazar y cuáles “aprobar con restricciones”, categoría esta última que, a criterio del Instituto Indetra (Investigación y Desarrollo del Transporte Aéreo), supone “restricciones que llegan a complicar tanto la operación de las rutas que puede tornarla inviable”.

El dictamen de la JATA arroja el siguiente balance:

  •  De las 458 rutas solicitadas, fueron aprobadas 166 (36,2 por ciento);
  •  Avian Líneas Aéreas solicitó 26, aprobadas en su totalidad (100 por ciento);
  •  Fly Bondi pidió 99, de las cuales le aprobaron 69 (69,7 por ciento);
  •  American Jet había pedido 69, y obtuvo aprobación en 41 (59,4 por ciento);
  •  Alas del Sur y Andes obtuvieron, en cambio, tan solo el 11,9 por ciento (26 rutas de 218 pedidas) y el 8,7 por ciento (4 sobre 46) de aprobación, respectivamente. 

Además de la notable performance de Avian Líneas Aéreas, la única a la que le aprobaron la totalidad de las rutas solicitadas (25 de cabotaje y una internacional), el informe de Indetra destaca otras “curiosidades” en los criterios de aprobación de rutas:

  •  Buenos Aires-Puerto Madryn. Fue solicitada por cuatro líneas aéreas. Sólo a Avian se la aprobó sin restricciones.
  •  Buenos Aires-Comodoro Rivadavia. Fue solicitada por 4 líneas. Se la aprobaron sin restricciones sólo a Avian y Fly Bondi.
  •  Buenos Aires-Río Cuarto. Dos solicitudes, aprobada solo a Avian.
  •  Rutas Buenos Aires-Bariloche/ Calafate / Posadas / Resistencia/ Santiago del Estero / Tucumán/              Ushuaia. En las siete se presentaron las tres mismas líneas. A Fly Bondi le aprobaron sin restricciones las siete. A Andes, le aprobaron con restricciones las siete, y a Alas del Sur le rechazaron las siete. 
  •  Similares beneficios se observan en la adjudicación exclusiva de la ruta Comodoro-Puerto Madryn a favor de Avian, y en la ruta Bariloche-Mendoza a Fly Bondi.

El informe del instituto que conduce Gustavo Lipovich (quien acompañó la gestión de Mariano Recalde en Aerolíneas) señala “arbitrariedades” en las aprobaciones, alimentando así las sospechas planteadas por los dirigentes de UALA, APLA, UPSA y APA, entre otros representantes de trabajadores de líneas aéreas. Señalaron ventajas para Avian y Fly Bondi en esta licitación, y perjuicios para Aerolíneas. Avian Líneas Aéreas es la filial de Avianca en Argentina creada en 2016 como sucesora de Mac Air, la empresa aérea del Grupo Macri que fue vendida a Avianca el pasado 31 de octubre. Carlos Colunga, último presidente de Mac Air (cargo que también ocupó Mauricio Macri en los 90), es hoy el vice de Avian Líneas Aéreas. El secretario legal y Técnico de la Presidencia, Pablo Clusellas, fue hasta no hace mucho el apoderado legal de Mac Air e, incluso, de Avian en alguna gestión administrativa. Fly Bondi, a su vez, tiene como uno de sus dueños a Richard Guy Gluzman, quien fuera vice de Pegasus Argentina, empresa inversora cuyo titular era Mario Quintana. La misma fórmula Quintana-Gluzman aparece al frente de otras empresas, como Enflex SA o Entertainment SA.

Dietrich deberá ahora resolver, rechazada la recusación en su contra, la adjudicación de las rutas aéreas, contando con el dictamen del organismo de regulación a sus órdenes, la JATA, pero no exento de cuestionamientos.