Déficit, rojo en Jubilaciones y deuda del IAPOS

Los números que más teme Perotti

El equipo del gobernador electo que pilotea la transición con el socialismo, volvió a lanzar severas advertencias sobre las finanzas.
Después de la segunda reunión formal de la transición, el equipo de Perotti sumó preocupaciones económicas.Después de la segunda reunión formal de la transición, el equipo de Perotti sumó preocupaciones económicas.Después de la segunda reunión formal de la transición, el equipo de Perotti sumó preocupaciones económicas.Después de la segunda reunión formal de la transición, el equipo de Perotti sumó preocupaciones económicas.Después de la segunda reunión formal de la transición, el equipo de Perotti sumó preocupaciones económicas.
Después de la segunda reunión formal de la transición, el equipo de Perotti sumó preocupaciones económicas. 

(Desde Santa Fe)

Otro alerta de Omar Perotti sobre los números de la provincia. Uno de sus designados en el equipo de transición, el ex ministro Rubén Michlig dijo que el déficit del primer semestre de 10.500 millones de pesos podría superar los 20.000 millones a fin de año cuando asuma el gobernador electo, reveló que el rojo de la Caja de Jubilaciones es de 1.000 millones mensuales y que la deuda del IAPOS superó los 700 millones y rondaría los 800 en diciembre. "La preocupación de Perotti es muy seria" -planteó Michlig- porque hoy el gobierno de Miguel Lifchitz ya "tiene un problema de caja" y "apela a los "anticipos financieros" del Banco de Santa Fe para "cumplir con el cronograma de sueldos públicos". "Casi la mitad de la nómina salarial" del Estado requiere descubiertos "para pagar en tiempo y forma los salarios" y "esa situación se va agravar en los próximos meses", avisó.

Michlig dijo que Perotti ya estaba preocupado por la gestión de Lifschitz, pero que después del segundo encuentro de la transición de la semana pasada en la Casa Gris "está más preocupado". "La situación presupuestaria y financiera de la provincia se corresponde con nuestras estimaciones", explicó a colegas de FM Sol 91.5. Pero hoy "la preocupación es mayor porque no se vislumbra un cambio en el comportamiento de las principales variables de la economía". Los ingresos de la provincia se desplomaron por la caída económica que ya lleva 15 meses.

Dicen que el gobierno de Lifschitz apela a los "anticipos financieros" del Banco de Santa Fe para "cumplir con el cronograma de sueldos públicos".

Según Michlig, el déficit del primer semestre de 10.500 millones de pesos, puede ser un dolor de cabeza para Perotti "si se mantiene la misma tendencia" en lo resta del año. "En diciembre, nos encontraríamos con un déficit superior a los 20.000 millones" y eso "se transformaría en un serio problema de caja para atender las obligaciones normales de la provincia en los últimos meses de este año y los primeros meses del año que viene. Esa es la preocupación porque no existe un mecanismo de financiamiento para ese déficit", advirtió.

 El déficits "es muy preocupante", insistió el ex ministro. "La realidad que hoy tiene la gente le ha llegado al gobierno provincial y a los municipios que no están ajenos a la problemáticas" de los santafesinos. "La caída de la actividad económica ya impactó en los recursos de la provincia y los municipios y esto ocurre desde hace más de un año (15 meses). Por lo tanto, la preocupación es muy seria".

Fue allí cuando Michlig dijo que el gobierno de Lifchitz tiene un problema de caja para pagar los sueldos públicos. "Hoy ya apela a un mecanismo de anticipos financieros para cumplir con el cronograma de sueldos establecido por el Poder Ejecutivo, requiere un anticipo de casi la mitad de la nómina salarial para poder pagar en tiempo y forma los salarios. Esa situación se va agravar en el transcurso de los meses y es la preocupación que tenemos".

-¿El gobierno de Perotti puede tener problemas para pagar los salarios públicos? -le preguntaron.

-Es uno de los temas que preocupan. No sólo podría haber problemas el año que viene sino en los últimos meses de  Lifschitz y eso va a depender de las medidas que adopte" el gobernador en lo que le queda del mandato -respondió. Por eso, advertimos de esta situación para que Lifschitz tenga suma prudencia en las medidas que toma en estos meses.

*La deuda del IAPOS. "Hoy es de alrededor de 700 millones de pesos producto de un déficit que acumula desde 2018 y a fin de 2019 podría estar arriba de los 800 millones", dijo Michlig. "La preocupación es porque hasta hace un par de años el IAPOS era superavitario. En poco tiempo pasó a una situación de déficit que obliga al Tesoro provincial a asistirlo para su funcionamiento normal".

*El rojo de la Caja. "Es de 1.000 millones de pesos mensuales. Si bien tiene como contrapartida una transferencia del gobierno nacional, eso implica un proceso muy largo hasta que la Nación reconoce el valor y hay una transferencia efectiva. Es otra preocupación seria".

 

 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ