Se vende entre 62 y 65 pesos
El dólar pega un salto tras las PASO
Descontrol de todas las variables financieras. Pánico en la city. Corrida cambiaria fulminante. Es la suba más fuerte desde la primera megadevaluación macrista en diciembre de 2015. El Central subió la tasa a 74 por ciento.

El dólar anota un salto de casi 35 por ciento. Se vende por encima de los 63 pesos en los bancos y las casas de cambio más importantes de la city porteña. El resultado electoral fue un cisne negro para los mercados. El voto fue por la producción y el trabajo. Se le dijo basta a la especulación financiera. Las apuestas de la semana pasada con bonos y acciones argentinas no fueron buena idea para los fondos de inversión. Este lunes se observa una fuerte pérdida en el precio de los activos locales que cotizan en las bolsas del extranjero.

Ruleta verde

El ritmo de devaluación de la jornada es sorprendente. El asombro incluso es para los analistas acostumbrados a mirar todos los días el detalle de las variables financieras. El dólar el domingo a la noche se vendía en 48,50 pesos en las plataformas que operan cambios 24 horas. Esta mañana antes de las 10 am se lo ofrecía por encima de 51 pesos y en la medida que pasaron los minutos después de la apertura del mercado cambiario fue trepando de forma frenética hasta ubicarse por encima de 60 pesos.

El Banco Hipotecario y el ICBC lo ofrecen en ese valor. En las propias plataformas online como Brubank que lo tenían este domingo debajo de 49 pesos ahora lo venden a 61 pesos. Nadie tiene claro cuál es el techo del tipo de cambio y todos se apresuran a comprar. Se trata de una situación de pánico financiero con impacto en la economía real. La mayoría de las empresas tienen a sus directivos reunidos en este momento para evaluar qué hacer. Suspenden pedios y se frenan las entregas de productos. Los precios no tienen referencia.

La sobrerreacción

Los bancos son algunas de las acciones más afectadas. Registran caídas de casi 60 por ciento en las cotizaciones previas a la apertura del mercado de Nueva York. Las tres entidades financieras más afectas son Grupo Galicia (-56 por ciento), Supervielle (-57 por ciento) y Banco Macro (-50 por ciento). Los títulos públicos de la Argentina también registran importante baja y algunos operadores empezaron a mandar mensajes para informar a los inversores que es un buen momento para hacer compras de oportunidad.

Bonos como el 2024 están operando con una paridad menor al 60 por ciento. El Discount con legislación local a 2033 anota una baja de 30 por ciento en la jornada. El rendimiento de estos títulos para los próximos años se ubica por encima del 20 por ciento en dólares. No necesariamente todos apuestan al default. Muchos creen que se trata de una caída excesiva del mercado por el impacto de los resultados electorales. Los inversores acostumbrados a este tipo de eventos saben que los próximos días los precios serán un subibaja.

La tasa de interés

El Banco Central subió fuerte la tasa de interés para intentar contener la devaluación. El rendimiento de las Leliq se llevó hasta 75 por ciento y superó los picos alcanzados a principio de este año. En la primera licitación las tasas avanzaron en casi 10 puntos y se ubicaron en un 74 por ciento. La medida permitió contener levemente el tipo de cambio mayorista. Se renovaron 14 mil millones de pesos. La tasa subió hasta 75 por ciento en la segunda licitación y se renovaron 85 mil millones. Las cifras de renovación fueron bajas y encienden alarma en el mercado. Este lunes vencían más de 200 mil millones de pesos en Leliq. La mitad de las letras quedaron sin renovarse y adelanta un nuevo frente de presión para el dólar.

La falta de incentivos de los inversores para mantenerse en pesos preocupa en el mercado. Otra de las variables para evaluar son las letras de corto plazo en moneda extranjera. Durante la tarde hay un vencimiento de 250 millones de dólares de Letes.

Las reservas

El presidente del Central Guido Sandleris llegó a la Casa Rosada antes de las 9 de la mañana. La reunión con el resto del equipo económico se postergó para la tarde después que cierre el mercado de cambios. La estrategia respecto de qué hacer con las reservas no es clara. A partir del mediodía el Banco Central lanzó una subasta de 50 millones de dólares propios para intentar aportar oferta al mercado cambiario. Entregó esas divisas a un precio promedio de 55 pesos. La cifra se ubicó debajo del precio de mercado. El tipo de cambio mayorista cotizaba en ese momento arriba de los 56 pesos.

Esta primera subasta de divisas fue anunciada y no se hicieron intervenciones discrecionales con las reservas. A las dos de la tarde se repitió la estrategia. Se subastaron otros 100 millones de dólares a un precio de 54 pesos. El tipo de cambio mayorista a las 15 horas había empezado a bajar hasta los 53,50 pesos. Pero son pocos los operadores que se animan a afirmar que esta combinación de tasa de interés e intervenciones alcanza para contener la divisa.

El directorio de la autoridad monetaria enfrenta una semana de alta tensión financiera. En la entidad perdieron 2400 millones de dólares en las últimas tres semanas y ahora deberá tomar una decisión fundamental: arriesgarse o no a calmar el dólar. En el organismo tenían autorización para vender hasta 6000 millones de dólares para controlar el tipo de cambio y no lo podían hacer por montos diarios superiores a los 250 millones.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ