El conjunto de Avellaneda perdió 1-0 en la altura de Quito
Independiente quedó afuera de la Copa Sudamericana
Palacios remata ante la marca de un ecuatoriano.Palacios remata ante la marca de un ecuatoriano.Palacios remata ante la marca de un ecuatoriano.Palacios remata ante la marca de un ecuatoriano.Palacios remata ante la marca de un ecuatoriano.
Palacios remata ante la marca de un ecuatoriano. 
Imagen: EFE

Independiente intentó jugar con el "manual de la altura" en los botines durante el primer tiempo. Apeló a no refugiarse y manejar los tiempos en el inicio, pero poco a poco el local impuso condiciones, y el desgaste lo fue empujando hacia el arco que defiende Martín Campaña. De esa manera, terminó perdiendo por el gol de Nieto en el segundo tiempo.

Por el lado de Figal (marcador central volcado al lateral), el Independiente ecuatoriano encontró terreno fértil para desbordar y pisó el área en varias oportunidades, pero la defensa alcanzó a cerrar los caminos para cerrar la etapa inicial sin goles. El equipo de Sebastián Beccacece llegó con una ventaja mínima al duelo que definió el equipo que avanzó entre los mejores cuatro de la competición, organizada por la Conmebol. Es que la semana pasada, en el estadio Libertadores de América, los de Avellaneda pudieron dar vuelta un partido que se le había complicado cuando, promediando el segundo tiempo, el conjunto ecuatoriano se puso en ventaja gracias al tanto de Jhon Sánchez.

Pero fue gracias a la aparición de Silvio Romero, que anotó los dos tantos del equipo local -uno en tiempo de descuento-, que Independiente pudo quedarse con los tres puntos en casa y viajar rumbo a Quito con una victoria. Pero sin Pablo Hernández, que el martes pasado sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y se perderá gran parte de la temporada 2019/2020.

Después de haber jugado hace dos semanas en el Olímpico de Atahualpa -por la fase previa cayó 3-2 ante la Universidad Católica de Ecuador-, el equipo volvió a un recinto complicado para cualquier equipo: el factor de jugar a más de 2.800 metros sobre el nivel del mar es un condicionante para los planteles que no están familiarizados con jugar en la altura.

Beccacece apostó por varios futbolistas que no están al 100 por ciento desde lo físico. En la defensa, Alan Franco y Gastón Silva entrenaron de manera diferenciada, lo mismo que sucedió con Pablo Pérez y Cecilio Domínguez, el punta que sufrió una lesión muscular en el comienzo del juego ante la Católica en Ecuador, por el encuentro de vuelta de los octavos de final. Y a pesar de haber sido el héroe en Avellaneda, Romero esperó en el banco de los suplentes y cuando entró fue muy tarde.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ