Por su posición sobre Hong Kong y Taiwán
China critica a Samsung y Huawei 

El gobierno chino acusó a las compañías de telefonía celular Samsung y Huawei de mantener posiciones sospechosas en torno a Hong Kong y Taiwán, al considerar en sus sistemas operativos y sitios web a estos territorios como países independientes. Tras dos meses de masivas manifestaciones en el conflictivo territorio de Hong Kong, la administración de Xi Jinping se muestra especialmente sensible ante la cuestión del estatus de la ex colonia británica, y de la posición de compañías y países internacionales frente a la crisis.

Samsung, el mayor fabricante en el mundo de celulares inteligentes (smartphones), recibió fuertes críticas por ofrecer a sus usuarios la posibilidad de elegir a Hong Kong o Taiwán como países distintos a China, un hecho que es interpretado por muchos cibernautas como una amenaza para la unidad del gigante asiático.

La compañía surcoreana ofrece a los clientes a través de su sitio web la posibilidad de elegir el lugar donde viven, mediante una lista en la que aparecen nombres de países independientes, pero también estados asociados como Puerto Rico. 

El cantante chino Zhang Yixing, conocido por su nombre artístico "Lay", y una figura pública muy reconocida en el país, decidió romper su colaboración comercial con Samsung, a la que acusa de "herir los sentimientos del pueblo".

Aún más sorprendentes resultan las críticas de sectores nacionalistas chinos a Huawei, hasta ahora protegida como pocas compañías, tras ser objeto de sanciones por parte del gobierno estadounidenses.

El número dos del mercado de la telefonía celular en el mundo fue cuestionado por la forma en que presenta a estos dos lugares en la selección de franjas horarias de los teléfonos de su conocida serie P. Por ejemplo, los habitantes en la capital taiwanesa deben elegir la opción “Taipei, Taiwán”, medida criticada por varios clientes que argumentan que no se respetan las leyes asiáticas.

"Huawei ha transformado Taiwán en un país, es inaceptable", criticó un usuario en la red social Weibo. "¿Por qué las empresas chinas no pueden respetar las leyes de nuestro país?", lamentó indignado otro participante.

Por el momento, ni Samsung ni Huawei se manifestaron acerca de la controversia. Hasta ahora, varias empresas occidentales dedicadas a la venta de artículos de lujo, como Givenchy, Coach, Versace o Swarovski, habían sido acusadas de insinuar en sus productos o publicidad que Hong Kong es un país independiente.

Hong Kong es un territorio reunificado a China en 1997 que dispone de moneda propia, y Taiwán, cuya soberanía es reivindicada por Beijing, dispone de gobierno propio, aunque con escaso reconocimiento internacional.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ