Se acercaba a buscar un plato de comida en Parque Rivadavia pero terminó golpeado y detenido por la Policía de la Ciudad 
Operativo Frío: represión y balas de goma para combatir el hambre 

"¡Vinieron a reprimir! ¡Veníamos a comer la comida tranquilos y nos vamos!" Las exclamaciones fueron registradas el miércoles por la noche en Parque Rivadavia por vecinos y las realizaba un grupo de personas en situación de calle frente a agentes motorizados de la Policía de la Ciudad. Los videos de los vecinos no sólo registraron los reclamos sino el motivo: un desmedido accionar represivo, con disparos de bala de goma, que terminó con la detención por la fuerza de una de las personas que se acercó a buscar un plato de comida.

La represión ocurrió poco después de las 20.30 en la carpa del Operativo Frío, que el gobierno porteño pone en marcha durante el invierno para "ofrecer comida caliente, ropa de abrigo y asistencia médica a personas en situación de calle". El protocolo indica que no debe haber policial apostado en las plazas donde el operativo se lleva adelante sino personal del programa Buenos Aires Presente (BAP) junto a otras áreas de las subsecretarías de Fortalecimiento Familiar y Emergencias, Defensa Civil, como también personal de la Cruz Roja y el Same. 

Sin embargo, en la noche del miércoles, en Rivadavia y Balcarce los vecinos se encontraron con más de una decena de motos de la Policía de la Ciudad —dos oficiales por cada vehículo— agentes de calle y otros en bicicleta. La versión del Ministerio de Seguridad, a cargo de Diego Santilli, describe: "un masculino amenazó a una femenino (ambos indigentes), por tal motivo personal policial apostado en el lugar intentó detener al imputado". 

El relato oficial, que quedó registrado como "amenazas y resistencia a la autoridad", agrega que "ante esta situación las personas que estaban recibiendo alimentos agredieron a los efectivos arrojándoles piedras y demás elementos, los uniformados al verse superados numéricamente realizaron 3 disparos de escopeta logrando dispersas a los agresores". 

Lo que resta describir se ve en los videos. El detenido es arrastrado por el piso por dos oficiales de la Policía de la Ciudad antes de su detención y los disparos continúan ante el reclamo de las personas que estaban en la plaza.  

A pesar del despliegue policial para resolver una pelea circunstancial, la persona en situación de calle que fue detenida bajo el cargo de "resistencia a la autoridad" , una figura utilizada por la Policía de la Ciudad para justificar detenciones en la vía pública, fue liberada inmediatamente por el juez de turno ante la ausencia de una denuncia en su contra. 

Algo similar ocurrió a principios de julio, cuando tras la muerte de Sergio Zacariaz , los movimientos sociales decidieron realizar una olla popular en el Obelisco , que fue reprimida por la Policía de la Ciudad. Ese día, la fuerza porteña detuvo a dos personas en situación de calle que se habían acercado a comer. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , había justificado la represión al sostener que "patoteros" habían fracturado el brazo a un agente porteño, argumentos desacreditados por la investigación judicial. 

Un operativo desmedido

"Estábamos a unas cuadras de la plaza, donde la gente en situación de calle hacía fila en la carpa del Operativo Frío, cuando una vecina nos avisó del despliegue policial y fuimos a registrarlo", cuenta a este diario Osvaldo Balossi, comunero de Caballito por el Frente Todos que se acercó a filmar lo sucedido junto a otros vecinos y difundió a través de sus redes. 

"En las carpas donde se da comida, por lo general, suelen juntarse familias enteras y pueden llegar a ser hasta cien personas. Es alarmante lo desmedido del operativo, repudiamos la insensibilidad del gobierno de la ciudad", apuntó Balossi. 

"La capacitación en el BAP no existe"

La respuesta policial en el marco de un programa de asistencia social se enmarca en el contexto laboral de precarización y falta de recursos que vienen denunciando trabajadores del BAP de manera anónima, a través de un grupo de difusión denominado "Buenos Aires Precarizado" .   

"Hay miles de situaciones de violencia en calle que necesitan de la intervención de un efector que disminuya el riesgo, pero una cosas es la contención de la crisis y otra cosa es lo que pasó en Parque Rivadavia, el operativo fue desmesurado", describió Laura Fusca, trabajadora despedida del BAP. 

"El equipo asistencial debería estar formado por profesionales capacitados para poder tratar una situación de emergencia psicosocial en un contexto de crisis como el que estamos viviendo, pero la capacitación en el BAP no existe. No hay un marco de capacitación ni de trabajo supervisado, que debería existir por tratarse de un trabajo de riesgo expuesto a una dimensión de violencia", advirtió la trabajadora despedida.

Tras el operativo del miércoles, entre los trabajadores no sólo circularon los mensajes que relataban el brutal operativo policial sino que también señalaron que tras el operativo quedaron con heridas leves una profesional y un chofer del BAP. Desde el gobierno porteño lo negaron.  


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ