Acto frente a la sede local de la Gobernación
La izquierda planteasalir a las calles 
Exigió a las centrales obreras un paro de 36 horas y planteó medidas de emergencia en defensa del salario y el empleo. 
"La situación es crítica, no se aguanta más", señalaron los dirigentes."La situación es crítica, no se aguanta más", señalaron los dirigentes."La situación es crítica, no se aguanta más", señalaron los dirigentes."La situación es crítica, no se aguanta más", señalaron los dirigentes."La situación es crítica, no se aguanta más", señalaron los dirigentes.
"La situación es crítica, no se aguanta más", señalaron los dirigentes. 
Imagen: Andres Macera

En el marco de una jornada nacional de protesta, la izquierda marchó ayer por el centro de la ciudad y confluyó en un acto frente a la sede local de Gobernación. Allí exigió a las centrales obreras un paro general activo de 36 horas y planteó medidas de emergencia en defensa del salario y el empleo. "La situación es crítica, no se aguanta más ni el hambre en los barrios ni la situación de los trabajadores, y sin embargo los dirigentes sindicales consideran que hay que darle una tregua infinita al gobierno de Macri", dijo el dirigente del PTS, Octavio Crivaro. Para Crivaro, "hay que tomar medidas de emergencia, que los salarios y jubilaciones se indexen según la inflación, terminar con los tarifazos y ocupar cada fábrica que despida o cierre".

Bajo la consigna "Que la crisis no la paguen los trabajadores", el Frente de Izquierda Unidad y referentes del sindicalismo combativo marcharon ayer desde la plaza Sarmiento hasta plaza San Martín. Además de los partidos que conforman el FIT, estuvieron los trabajadores despedidos de Electrolux, bajo una bandera pidiendo la reincorporación, y miembros de la comisión interna de La Virginia, quienes están realizando una protesta contra despidos y retrasos salariales. "La deuda es con el pueblo, no con el FMI", rezaba la bandera que encabezó la movilización.

"Tiene que estar la fuerza de los trabajadores, las mujeres y los jubilados en las calles. Si uno piensa en otra situación, momentos previos al 2001, era impensado que los sindicatos no hagan nada. Ahora están las calles vacías y la izquierda es la que está planteando que hay que salir, pelear por medidas de emergencia, para que la crisis la paguen los que la generaron, los especuladores, y no los trabajadores", señaló Crivaro.

El dirigente del PTS afirmó que en Santa Fe "sobran los motivos para realizar una jornada de protesta. General Motors volvió a anunciar suspensiones del conjunto de los trabajadores, los despedidos de Electrolux siguen luchando por su reinstalación, y los y las docentes están exigiendo la reapertura de paritarias".

La dirigente de Amsafé Rosario e Izquierda Socialista, Daniela Vergara, dijo que "la situación es alarmante, hay mucha crisis, y por eso desde esta composición del sindicalismo combativo y la izquierda estamos planteando el no pago de la deuda externa para que pueda haber plata para salarios, educación y vivienda".

 

También participó de la movilización el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), que por la mañana protestó con un "polentazo" frente a la sede de la Anses, donde funciona la secretaría de Trabajo.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ