Giselle Fernández le dio un rosario de su fallecida madre, Ofelia, emblemática hincha de Gimnasia
Maradona y el regalo que le dio la hermana de Cristina Kirchner
Maradona recibe el saludo de Giselle Fernández, hermana de Cristina.Maradona recibe el saludo de Giselle Fernández, hermana de Cristina.Maradona recibe el saludo de Giselle Fernández, hermana de Cristina.Maradona recibe el saludo de Giselle Fernández, hermana de Cristina.Maradona recibe el saludo de Giselle Fernández, hermana de Cristina.
Maradona recibe el saludo de Giselle Fernández, hermana de Cristina. 
Imagen: Fotobaires

No por nada, una de las banderas que se vio en La Plata relataba: “Diego, el Bosque es tu casa, el barrio de Favaloro y la cuna de Cristina. Bienvenido compañero”. Durante la conferencia de prensa posterior a la práctica, Giselle Fernández, hermana de la actual candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos, irrumpió para darle un abrazo a Maradona y regalarle un rosario que pertenecía a su fallecida madre, Ofelia Wilhelm, reconocida hincha de Gimnasia.

“Soy la hermana de Cristina”, se presentó a viva voz Fernández cuando concluía la ronda de prensa, hecho que sorprendió a Maradona, quien se paró para recibirla. La mujer se acercó al encuentro del DT y luego de una serie de elogios y agradecimientos, le regaló el rosario de Wilhelm y le pidió que le firmase la camiseta que ella utilizaba.

“Sos el más grande. Gracias por haber venido a dirigir a Gimnasia. Estamos muy agradecidos”, dijo entre lágrimas la hermana de la ex presidenta, muy emocionada al igual que el Diez. La madre de Cristina y Giselle, Ofelia, falleció a los 89 años en abril de este año, y era una fanática del Lobo y se la podía ver en el estadio cada vez que Gimnasia jugaba de local.

Tras el presente, Maradona llamó a su novia Rocío Oliva para mostrárselo y se sacó la foto con el presidente Gabriel Pellegrino, ya con la camiseta de Gimnasia con su nombre en la espalda.

Este sábado, incluso Cristina se había referido durante la presentación de su libro Sinceramente en la provincia de Misiones a la llegada de Maradona a La Plata, alegando que su hermana estaba “exultante”, y recordando el fanatismo de su madre, aunque reconoció que ella no tenía tanta pasión por el fútbol.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ