Doctorado Honoris Causa de la UNR para Dora Barrancos
Universidad pública, popular y feminista
La distinción a la socióloga feminista fue el modo elegido porel rector Bartolacci para presentar el área de Género y Sexualidades
Bartolacci y Vila entregan el diploma Honoris Causa a Barrancos.Bartolacci y Vila entregan el diploma Honoris Causa a Barrancos.Bartolacci y Vila entregan el diploma Honoris Causa a Barrancos.Bartolacci y Vila entregan el diploma Honoris Causa a Barrancos.Bartolacci y Vila entregan el diploma Honoris Causa a Barrancos.
Bartolacci y Vila entregan el diploma Honoris Causa a Barrancos. 
Imagen: Sebastián Granata

La historiadora, investigadora, socióloga y militante feminista Dora Barrancos se emocionó ayer al recibir el doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Rosario. Fue en el marco de la presentación de las líneas de trabajo y propuestas del Area de Género y Sexualidades que estrena la casa de altos estudios en la gestión de Franco Bartolacci. "Es motivo de orgullo, porque es la primera universidad del país que jerarquiza en el rango institucional un espacio de estas características", destacó el rector. El de Barrancos fue un reconocimiento a su "trayectoria en la producción de conocimientos" con mirada de género y sexualidades, y colmó la sala del ECU -Espacio Cultural Universitario-. Desde el A.GE.SEX. aseguraron que fue un acto "placeris y causa".

Bartolacci señaló que el de ayer fue el primer honoris causa que entrega como rector y manifestó el orgullo de que sea Dora quien lo reciba. En ese sentido, destacó que el reconocimiento "tiene que ver con la lucha colectiva: todo lo que está pasando en materia de ampliación de derechos es el reflejo de las voluntades y compromiso de todas ustedes. No es casual que hayamos sido los primeros en crear la maestría o el protocolo contra la violencia, que seamos una referencia a nivel nacional", dijo quien fuera decano de la Facultad de Ciencias Políticas. El rector señaló que le hubiera gustado ver más varones en el acto, pero instó: "Entiendo que eso pone en evidencia la tarea que todavía tenemos por delante y con la que estamos comprometidos".

Sobre la creación del Area aseguró que es "la cristalización de esa construcción transversal y desde abajo que se hizo en las unidades académicas y los institutos. Es un reconocimiento a esa lucha para poner un tema necesario en el centro de la agenda de trabajo".

El rector le agradeció a Dora por su "sensibilidad y rebeldía, por invitar a pensar y por provocar, interpelar y movilizar; por convertir el pensamiento y las ideas en un testimonio de vida", le dijo.

Bartolacci: "Me hubiera gustado ver acá más varones; eso pone en evidencia la tarea que todavía tenemos por delante".

Barrancos se emocionó y alzó la voz para decir el "sí, juro", cuando recibió el reconocimiento que fue declarado de interés municipal, a instancia de concejalas de la ciudad. "Sigo apostando a una re pedagogía de los vínculos. ¿Cómo no vamos a apostar a la idea de eliminar las bases tremendas del patriarcado y la opresión social? Mientras llega ese día estamos más cerca de pensar que se va a caer, se va a caer", aseguró.

Del acto participaron la vicegobernadora electa, Alejandra Rodenas; y las concejalas Norma López, María Eugenia Schmuck, Fernanda Gigliani y Marina Magnani.

El área que ayer presentó sus lineamientos está a cargo de Florencia Rovetto, investigadora del Conicet, doctora en periodismo y ciencias de la comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona; y coordinado por Luciano Fabbri, consultor y capacitador en masculinidades, género y diversidad sexual. "Saludamos este honoris, pero más aún celebramos lo que este acto tiene de 'placeris' causa; nuestra causa, la que nos mueve y hace que siempre elijamos estar del lado Dora de la vida. Nos mueve el deseo de cambiarlo todo", aseguró Rovetto. "Sabemos que la universidad pública, popular y feminista no puede ser solo una reforma cosmética o una expresión de deseo, sino una necesidad y la garantía de tener espacios libres de violencias, inclusivos, igualitarios y diversos", sumó. Entre otras, el área tiene una dirección de políticas de prevención y abordaje de la violencia sexista, con varios desafíos. "La violencia machista no nos pasa a algunas, sino que es un fenómeno social que atraviesa todos los espacios de la vida en comunidad, incluyendo las universidades", aseguró Rovetto.

Fabbri mencionó otros proyectos que tiene el área. "Pensamos también en una dirección de políticas feministas para intentar transformar desafíos en líneas de trabajo: un programa de fortalecimiento institucional con políticas de género, donde pretendemos potenciar lo que se viene dando; y uno denominado Cuerpos, sujetes y territorios", dijo. En ese sentido, apuntó a "la necesidad de una oferta curricular específica y transversal en el campo de estudios de género". En ese sentido, habló de autoras mujeres y LGBTI+ en referencias bibliográficas, de lenguaje inclusivo, inclusión de personas trans, ludotecas, lactarios y otras cuestiones en las que buscan avanzar.

Fabbri también adelantó ideas como la cátedra de Educación Sexual Integral (ESI); un ciclo permanente de Feminismo para todes; trabajar con poblaciones en contexto de encierro, disidencia sexual, ecofeminismo y economía popular, entre otros.

Desde el área, indicaron que la presencia de Dora Barrancos en la presentación fue el puntapié de la serie de iniciativas del Plan para el Fortalecimiento de las Políticas de Género; desde donde se busca "abonar a una sociedad igualitaria, inclusiva, plural y libre de violencias machistas".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ