Allanaron la sede del Sindicato de Peones de Taxis
Los pagos y las compras de Boix
Entre los documentos hallados hay pagos hechos por el dirigente suspendido por propiedades y tarjetas de créditos.
Peritos contables y policías dejan el gremio de calle Salta.Peritos contables y policías dejan el gremio de calle Salta.Peritos contables y policías dejan el gremio de calle Salta.Peritos contables y policías dejan el gremio de calle Salta.Peritos contables y policías dejan el gremio de calle Salta.
Peritos contables y policías dejan el gremio de calle Salta. 
Imagen: Sebastián Joel Vargas

El fiscal David Carizza ordenó ayer allanar la sede del Sindicato de Peones de Taxis, en busca de documentación para sustanciar la causa por malversación de fondos, denuncia que pesa sobre el ahora suspendido titular del gremio, Horacio Boix. La Policía de Investigaciones (PDI) fue la que llevó adelante durante dos horas el operativo en la sede de Salta 2882.Tras el allanamiento, el secretario del gremio, Horacio Gianotti, exigió sin vueltas la renuncia de Boix. Además de convocar a un abrazo solidario para hoy: "Esperamos que renuncie lo antes posible porque nosotros tenemos un plan de trabajo, y sobre todo además para levantar el desánimo que ha creado este hombre acá".

Carizza ordenó que se realice el operativo luego de mantener reuniones con peritos contables -quienes participaron del operativo- acerca de la documentación que podía hallarse como prueba de la denuncia radicada por miembros del gremio. Al salir de la sede del gremio, uno de los funcionarios a cargo de la investigación resumió que "se secuestró documentación inherente a la causa, hemos recavado información que fue relevada por los peritos contables de la Corte". "Se trata de documentación inherente a los gastos, a los ingresos y a los egresos", agregó.

Gianotti aseguró que se hallaron pólizas de seguros de vehículos adquiridos por decisión de Boix, "pagos de facturas de distintas propiedades", una aparentemente del propio secretario general "y de amistades de él con dinero del sindicato". Agregó que se hallaron papeles sobre compras de materiales para la construcción del último tiempo, siendo que la última refacción que se hizo en el sindicato data de 2016.

"Hay facturas de servicios pagadas por el gremio de dos domicilios de personas allegadas a Boix. Estamos limpiando la mugre". Gianotti.

Consultado sobre los resultados del allanamiento se limitó a decir que se llevaron lo que necesitaban, lo que ordenaron los peritos. "Será la Justicia la que evaluará el daño económico que le ha hecho a la institución", agregó el dirigente.

En ese sentido explicó que la información que solicitaron los efectivos a cargo del procedimiento era la que podía demostrar "el recorrido del dinero cuando ingresaba a la institución y cuando salía".

Gianotti aprovechó también para relatar otra situación de amenazas que vivió un compañero y se suma a las que denunciaron la semana pasada. "Esta vez le pasó al secretario de actas del sindicato, fue abordado por cuatro individuos en uno de los vehículos, lo amedrentaron, le gritaron, lo encerraron desde otro vehículo, le sugirieron que no siga avanzando con este tema y él hizo la denuncia".

Una vez finalizada la inspección, el secretario Ginotti, confirmó que hoy a las 11.30 se realizará un abrazo solidario en la sede y pidió la renuncia de Boix "lo antes posible".

La última semana el tesorero del sindicato, Pedro Bustos, denunció a Boix por defraudación. La suma estimada en el escrito refiere de 250 mil a 300 mil pesos mensuales, desde comienzos de 2019. Fue luego de que el domingo 1 de septiembre Boix protagonizara un choque contra un patrullero policial en la esquina de San Martín y Gaboto, al mando de un Audi7. Ese siniestro fue el que desató el escándalo, pero el apartamiento del líder sindical ya se había decidido previamente.

Incluso trascendió públicamente que el carné de conducir que habría exhibido Boix en las actuaciones policiales tenía un día de vencido.

Cabe recordar que desde el lunes un grupo de peones de taxi duerme en la sede del sindicato para "custodiar el patrimonio y proteger las pruebas" tras la denuncia contra Boix. En el edificio, por ejemplo, aseguran que hay resúmenes de tarjetas de crédito con compras personales que rondan los 200 mil pesos.

"Estamos limpiando la mugre", había asegurado el propio Gianotti ayer mismo. Entre el material encontrado -señaló- hay facturas de servicios pagadas por el gremio, de dos domicilios de personas allegadas a Boix; resúmenes de tarjeta de crédito que oscilan entre los 150 y los 200 mil pesos; y 700 mil pesos gastados en materiales de construcción.

El sindicalista había explicado que en el edificio hay muchos documentos que hablan de la conducción "tan personal y tiránica" de Boix porque el secretario general no tuvo tiempo de ocultarlos. "

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ