Autoridades de Central y Ñuls con el ministro de Seguridad
Una foto de lasbuenas ondas
"Hay que seguir trabajando con Newell's esta línea de un clásico en paz", exhortó el presidente de Central.
Pullaro con Di Pollina y D'Amico.Pullaro con Di Pollina y D'Amico.Pullaro con Di Pollina y D'Amico.Pullaro con Di Pollina y D'Amico.Pullaro con Di Pollina y D'Amico.
Pullaro con Di Pollina y D'Amico. 

Hace un año no se pusieron de acuerdo para jugar el clásico por Copa Argentina y aún no lograron organizar un amistoso, pero los dirigentes de Central y Newell's destacaron ayer en gobernación "la importancia de generar acuerdos entre los clubes". "Trabajamos muy bien con la gente de Central, nunca tuvimos un problema", afirmó Cristian D'Amico, vicepresidente segundo de Newell's. "Hay que seguir trabajando con Newell's esta línea de un clásico en paz", exhortó el presidente de Central, Rodolfo Di Pollina. "Los dirigentes trabajaron todos estos años con mucha seriedad", recalcó el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

Si bien las intenciones pueden ser el primer paso para los deseos que se pregonan, la hipocresía fue el denominador común en la reunión que tuvo lugar entre funcionarios del ministerio de Seguridad y las autoridades de los clubes. Las partes se expresaron en claro tono conciliador, como en cada encuentro, pero a los hechos nunca pudieron programar un clásico amistoso y por sus desacuerdos el año pasado el clásico de Copa Argentina se jugó sin público y en cancha de Arsenal.

Newell's estuvo representando por D'Amico: "En estos años que llevamos de gestión no hemos tenido un problema con Central. Cada vez que vamos al estadio de ellos nos tratan muy bien".

En el mismo tono se expresó Di Pollina: "Tenemos la necesidad de generar acuerdos entre los clubes, hace cuatro años que venimos hablando con la dirigencia de Newell's. Es un desafío bajar un cambio a lo dramático en el clásico y seguir esta línea de paz".

El encuentro fue convocado por Pullaro, quien también dio cuenta de una relación "seria" y "responsable" con los dirigentes de las instituciones, olvidando así los cortocircuitos del año pasado en el marco de la organización del partido de canayas y leprosos por Copa Argentina.

"Quiero felicitar a los dirigentes de Newell's y Central por la seriedad que pusieron en todos estos años (el domingo se juega el último clásico bajo gestión de Pullaro en Seguridad), demostraron que son hinchas de sus clubes pero más quieren a la ciudad. Trabajamos mucho para que salgan bien estos clásicos e instamos a seguir por este camino", rescató el ministro.

A modo de balance de su gestión al frente de Seguridad, Pullaro reconoció que "jugar más clásicos es una cuenta pendiente". "A esta gestión nos quedan muchas cuentas pendientes pero en materia de seguridad hemos avanzado. Hoy se nos hace muy sencillo organizar un operativo de seguridad para un clásico hablando con las autoridades de los clubes".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ