Vecinos de Caballito reaccionaron ante el operativo policial y cortaron Acoyte y Rivadavia
Repudio a la Policía de la Ciudad por arrestar a un vendedor de paltas 

Un operativo de la Policía de la Ciudad contra un vendedor de paltas en Caballito terminó en una “pueblada” de vecinas y vecinos que intentaron evitar la detención del hombre y el decomiso de su mercadería. Finalizado el operativo, cortaron el tránsito en Acoyte y Rivadavia en repudio al violento accionar policial. “El vecino ya no le cree a Cambiemos, ya no cree en su discurso estigmatizador sobre los vendedores como una mafia organizada”, opinó Omar Guaraz, referente de Vendedores Libres. La Policía, en tanto, sostiene que el hombre fue demorado porque no tenía DNI y llevado a la Oficina Central de Identificaciones.

Poco antes de las 5 de la tarde del jueves, mientras integrantes de la Policía de la Ciudad destrozaban la mercadería que el hombre ofrecía en dos cajones de plástico, personas que pasaban por el lugar comenzaron a registrar en videos la feroz arremetida contra las frutas verdes. En seguida, decenas de vecinas y vecinos se sumaron a la escena: mezclados entre los policías, les gritaban que dejaran en paz al vendedor y que le devolvieran sus paltas.

"Hubo una reacción generalizada de los vecinos repudiando la violencia y detención contra este muchacho que, literalmente, forcejearon con la policía (que a medida que pasaba el tiempo, fue incrementando su presencia)", contó en diálogo con este diario Omar Guaraz, referente de Vendedores Libres, la agrupación que nuclea a manteros y vendedores ambulantes.

Luego de destrozar la mercadería, los policías intentaron llevarse el carrito que usaba el paltero, quien, según “otros vendedores de la zona”, era “nuevo en el lugar”. Gracias a la ayuda de una joven, que lo guardó de las intenciones policiales, el secuestro del carrito pudo ser evitado.

El episodio duró alrededor de cuarenta minutos hasta que, pese al tironeo entre la Policía y los vecinos, el paltero fue detenido. Para repudiar el violento operativo, finalmente, los presentes decidieron cortar el tránsito en la esquina de Acoyte y Rivadavia. “Había mucha indignación”, completó Guaraz.

La versión policial, en tanto, sostiene que "personal de la comisaría 6ª procedió a identificar a un hombre el cual se encontraba vendiendo paltas en la vía pública” y “por no poseer DNI” la “Fiscalía de turno dispuso que se traslade al vendedor a la OCI (Oficina Central de Identificaciones)”, donde “fue castigado por infracción artículo 83 del código contravencional”.

Los videos filmados por los vecinos, donde se muestra la violencia policial ejercida, se viralizaron rápidamente.

MÁS VENDEDORES EN LAS CALLES

Este año, señaló Guaraz, ha crecido el número de vendedores en las calles y plazas porteñas, “así como ha crecido el trueque y las ferias americanas al aire libre”, producto de la “crisis económica que generó Cambiemos”. “Como este Gobierno no quiere a los vendedores en la calle --continuó--, también ha crecido el número de detenciones y de represión contra esos vendedores”.

En lo que va del año, subrayó el referente de Vendedores Libres, “contabilizamos más de 1000 detenidos por estos operativos”. Los vendedores ambulantes, “en términos legales, están realizando una contravención. Por lo tanto, quien debe intervenir es el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, con inspectores de la Ciudad”. Sin embargo, la que “está interviniendo desde hace tiempo es la Policía de la Ciudad, porque hoy lo que se busca no es liberar la zona de vendedores desde el diálogo, sino reprimir y detener a los trabajadores, utilizando la figura de resistencia a la autoridad”.

Desde las PASO, advirtió Guaraz, el violento accionar policial “se ha incrementado exponencialmente. Luego de la mala elección que tuvo, Larreta supone que esta política va a tener algún efecto positivo. Pero no le está funcionando, porque hasta en Caballito, que es el propio bastión de Cambiemos, la gente le está diciendo ‘no’ a la represión”.

SOLIDARIDAD CON LOS VENDEDORES

“Antes, con el relato que imponía Cambiemos para generar odio contra los ambulantes, a quienes mencionaba como una mafia organizada, muchos porteños delataban a los vendedores que trabajan en las calles. Hoy, la clase media ya no le cree más a Cambiemos. El relato se cayó y lo que vimos es una auténtica pueblada, una reacción de vecinos de clase media defendiendo a un vendedor de palta a quien corporiza como una víctima de este Gobierno y con quien genera lazos solidarios”.

El vecino, “que ve día a día la violencia policial contra los vendedores", "está empezando a reflexionar y a manifestar su descontento con la Policía. La clase media está empezando a reconocer que hay personas que están en peor situación y que necesitan de su solidaridad”, consideró Guaraz.

Lo que influye en esta reacción popular, además, es que “hay un enojo contenido contra el Cambiemos y ese enojo, cuando se ve una situación de represión como la de este jueves, sale para afuera. Los actos represivos de Larreta están funcionando como un catalizador para sacar la bronca acumulada. Pero también para generar lazos solidarios”.




Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ