El dólar implícito llegó a 69 pesos, el minorista a 58,44
Dos dólares con una diferencia del 20 por ciento
Cae el precio de los bonos que cotizan en dólares y se amplía la brecha entre el denominado "dólar bolsa" (transferencias), que ayer trepó 6%, y la cotización en pizarra.

El dólar oficial a 58,44 pesos parece cada vez más barato. Este viernes subió tres centavos. El dólar implícito en la bolsa porteña dio un salto de 6 pesos y cerró en 69. La brecha cambiaria –diferencia entre el tipo de cambio oficial y el financiero- superó el 20 por ciento. A principio de esta semana la diferencia era menor al 10 por ciento.

El desgaste de las expectativas volvió a acelerarse y se refleja en la fuerte caída del precio de los bonos. Algunos títulos en moneda extranjera llegaron a caer 9 por ciento en la jornada. Los inversores tienen cada vez más dudas sobre el programa financiero del equipo económico. Los miedos se mantienen incluso si ingresa el préstamo del Fondo.

La economía real y financiera se encuentra en un círculo vicioso: todos los días se agregan nuevas tensiones. Esta semana se sumaron tres frentes de conflicto. El primero fue que los controles cambiarios impidieron abonar el pago de obligaciones negociables a acreedores del exterior. La empresa afectada fue IRSA.

El segundo fue que las calificadoras de riesgo anunciaron la baja de las notas de la deuda de los bancos. El Macro fue uno de los que recibió esta noticia de Fitch. El tercer frente de conflicto fue que el MSCI elevó un proceso de consulta interno para ver si la Argentina sigue siendo un país emergente o vuelve a la categoría de frontera.

Brecha

La decisión del Banco Central de cortar la compraventa inmediata de bonos para hacer una diferencia cambiaria (los pequeños inversores lo llaman el rulo) no fue bien recibida en el cierre de la semana. La cotización del tipo de cambio implícito en la bolsa (dólar mep) pasó de 63 a 69 pesos y empieza a presionar en las expectativas de devaluación.

Las acciones en el mercado porteño subieron más del 3 por ciento. El aumento no fue por el optimismo de los inversores sino porque los precios de las acciones empezaron a ajustarse al nuevo tipo de cambio financiero (se ubica 10 pesos por encima del oficial).

La forma sencilla de observarlo es comparando las cotizaciones de YPF. En la bolsa porteña la petrolera marcó un aumento de 5,1 por ciento. En Nueva York cayó 1 por ciento. Esto mismo le ocurrió a otras firmas con elevado volumen de operaciones.

La especulación y el clima de incertidumbre impactó también en la cotización de los bonos, sobre todo en las emisiones nominadas en dólares. El Bonar 2024 fue uno de los más afectados este viernes: perdió 10 por ciento. El Discount bajó 7 por ciento y el Bonar 2020 marcó un retroceso de casi 8 puntos.

Los títulos soberanos volvieron a acercarse a los pisos anotados en los primeros días de septiembre. La semana pasada había sido de fuerte rebote permitiendo que el riesgo país perfore los 2000 puntos. Algunos bonos llegaron a subir por encima del 30 por ciento. El riesgo país ahora volvió a subir hasta 2172 unidades.

La fuerte volatilidad de las acciones y bonos se encuentra potenciada por un alto nivel de incertidumbre sobre las cuentas del sector público. Los inversores tienen cada vez más dudas sobre la capacidad del Tesoro para cerrar su programa financiero.

El equipo económico se había comprometido a terminar el año con un presupuesto equilibrado. No lo consiguió. El consenso de los consultores considera que 2019 finalizará con déficit y algunos creen que el rojo será cercano a 1 punto del Producto. Esto no cuenta el pago de intereses. En ese caso la cifra se eleva hasta los 4 puntos.

Reservas y depósitos

La cantidad de divisas del Banco Central es el principal elemento de dudas entre los inversores. Las reservas bajaron más de 18 mil millones de dólares en menos de dos meses y la autoridad monetaria por ahora no encuentra la forma de frenar la caída.

Este viernes las reservas se ubicaron en 50.085 millones de dólares. La baja fue de 60 millones en la jornada y de 864 millones en el acumulado de la semana. El retiro de depósitos bancarios es uno de los principales elementos para explicar la pérdida de divisas del Central.

El martes 10, los depósitos en dólares se ubicaron en 22.864 millones de dólares y mercaron una baja de 153 millones en la jornada. Desde las elecciones se retiraron 9636 millones de dólares. Esta cifra es cercana al 30 por ciento del total de depósitos. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ