Acción Animal realizó una intervención en el Palacio Pizzurno
Reclamo vegano en el Ministerio de Educación nacional
La ong vegana que realizó la intervención en La Rural, que acabó a los fustazos, se introdujo en el Palacio Pizzurno donde se mantuvo 40 minutos exponiendo pancartas en favor de una educación que incluya el "sentir de los animales".
Imagen: Bernardino Avila

Acción Animal, una de las organizaciones activistas veganas que el 28 de julio pasado irrumpió en La Rural y fue perseguida a fustazos por algunos expositores, realizó una intervención dentro del Ministerio de Educación de la Nación para exigir "un Programa de Educación Ambiental” que incluya el “sentir de los animales”. La acción, en la que se entregó un petitorio con el detalle del reclamo, se repitió en Jujuy, Santa Fe, Misiones, Salta y Córdoba.

Este lunes, pasadas las 9 de la mañana, un grupo de 10 activistas ingresó al Ministerio de Educación y puso play, desde un potente parlante, a una grabación que explicaba por qué “es necesario incorporar”, tanto en escuelas como en universidades, un "Programa de Educación Ambiental que esté a la altura de la crisis ambiental que estamos sufriendo”.

Ante la mirada primero incrédula y después irritada de los trabajadores del Ministerio, que fueron creciendo en número, los activistas sostuvieron, durante los más de cuarenta minutos que duró la intervención, carteles con diferentes consignas: “Ministerio de Educación Nacional negocia una educación laxa adaptada a los modelos extractivistas”; “La escuela debe educar para que el planeta pueda sanar”; “Las universidades fomentan una ética del maltrato y desprecio hacia los animales y el ambiente”.

“Estamos viviendo una crisis ambiental, tanto en el mundo como en Argentina. La estamos pasando muy mal todos. Y no podemos pensar solo en remendar situaciones, en reforestar bosques, en sanear ríos. Tenemos que educar. Porque si no educamos, vamos a volver a lo mismo, una y otra vez”, explicó a Página|12 César Nicolás Güerzoni, coordinador de campaña de Acción Animal Argentina.

Imagen: Bernardino Avila.

Una educación ambiental “acorde a la crisis que vivimos”, explicó el activista, “debe incluir a los animales. Hay que enseñarle tanto a los chicos como a los jóvenes que los animales sienten, que tienen dolor, para que dejemos de explotarlos y, por ende, dejemos de explotar a la naturaleza”.

“Por tratar como cosas a los animales es que comemos tanta carne y que hoy en día estamos pasando por una gravísima crisis ambiental", continuó Güerzoni. Y explicó: "El cambio climático viene por la deforestación y la deforestación viene por comer carne. Comer carne viene de no empatizar con los animales. Por eso tenemos que empezar a empatizar con ellos, para salvarlos tanto a ellos como a la naturaleza en general".

Después de cuarenta minutos, la organización vegana logró que el petitorio sea recibido por mesa de entrada. “Al principio nos ignoraron completamente. Después tuvimos que enfrentar el malestar del personal de seguridad, al que le explicamos que nuestra misión es tratar de lograr un mundo mejor para todos. Después nos dijeron que nos iba a atender un funcionario pero como vieron que no somos violentos ni peligrosos nos recibieron el petitorio y nos dejaron ir, no nos dieron importancia. Quedaron en llamarnos pero no creo que lo hagan”, lamentó Güerzoni.

“¿Hay un montón de funcionarios y ninguno pudo atender a un grupo de ciudadanos autoconvocados que presenta un petitorio de educación ambiental? ¿Qué están haciendo y para quién están trabajando entonces?”, cuestionó el activista al finalizar la intervención dentro del Palacio Pizzurno, que continuó por unos minutos más en la esquina de Rodríguez Peña y Marcelo Torcuato de Alvear.

Informe: Azul Tejada. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ