La fábrica de calzado Dass despide otros 400 trabajadores y peligra su planta misionera
Nike cambia producción nacional por importación
La planta produce calzado deportivo para Nike, que comenzará a importar el producto, según fuentes gremiales. 

La fábrica de la multinacional Dass, ubicada en la ciudad de Eldorado, provincia de Misiones, cerrará sus puertas, según indicaron los trabajadores a PáginaI12, tras una reunión con los directivos. Se trata de los fabricantes de calzado deportivo para las ventas que realiza Nike en el mercado argentino. Sin embargo, fuentes de la Cámara del Calzado indicaron que lo que anunció la empresa oficialmente fue el despido de 400 trabajadores, sobre los 640 que se desempeñan hoy en día. En los últimos 4 años, la compañía despidió al 80 por ciento de la planta: de los 1400 trabajadores de 2015, ahora quedarán 240 personas. En su plenitud, la planta producía 22 mil pares de calzado por día: esa cifra apenas supera los 9 mil.

Darío Vera, delegado gremial de Dass y empleado de la empresa desde hace 12 años, aseguró que el viernes pasado en la Secretaría de Trabajo de Buenos Aires el director de finanzas, Joao Batista da Silva, les comunicó que la planta cerrará sus puertas. Les dijo que despedirán a 300 empleados en el transcurso de este mes y luego los otros 340, en diciembre de este año. “El problema de Dass no es económico, sino de producción. El 95 por ciento de lo que hacemos lo compra Nike, para luego venderlo en Argentina, pero a partir de ahora comenzarán a importar la mercadería”, explicó Vera, sobre las causas del cierre. “En el último tiempo Nike bajó hasta 70 por ciento los pedidos. Para Dass no es rentable mantener así una fábrica que tiene 18 mil metros cuadrados”, agregó Vera, quien se desempeña en el área de expedición. Además, informó que antes los pedidos de Nike se hacían con proyecciones semestrales, y en el último tiempo habían pasado a ser mensuales y hasta semanales.

Agustín Amicone, secretario general de la Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado (Uticra), dijo a este diario que oficialmente la empresa no comunicó el cierre. En la reunión en la Secretaría de trabajo del lunes, anunciaron el despido de 400 trabajadores, a través de lo que llamamaron “un plan de reestructuración”. “Hace un mes fuimos a visitar la fábrica y notamos que se estaban llevando las máquinas, por lo que ahí requerimos la intervención de Trabajo y presentamos una denuncia por vaciamiento de maquinaria”, aseguró Amicone. “Dijeron que no van a cerrar totalmente, pero me llama la atención que una planta de esas dimensiones pueda funcionar con tan baja producción, y tan pocos empleados”, agregó el dirigente. Fue dictada la conciliación obligatoria y el 9 de octubre habrá otra reunión.

En la misma línea se manifestaron los directivos de Dass. En diálogo con el medio provincial Misiones Online, dijeron que en el acta de conciliación obligatoria no consta el cierre de la industria. “La planta sigue en 2020, aunque demasiado reducida, dependerá de la cantidad de pedidos si va a seguir hacia adelante”, aseguró Batista da Silva.

Crisis del calzado

La multinacional Dass tiene 5 plantas en Brasil y dos en Argentina: la de Eldorado de Misiones y otra en Coronel Suárez, en la provincia de Buenos Aires. “En el 2016 empezó la debacle. Lo más crítico fue en diciembre del año pasado, que despidieron a 200. Luego fueron desgranando de a poco”, indicó Vera, empleado de la fábrica.

Un importante empresario de la zona indicó a PáginaI12 que la noticia cayó como “una bomba”, dado que se trata de la fábrica más grande de Eldorado, pero también de toda la zona del Alto Paraná, en el centro y norte de Misiones. Además, indicó que el potencial cierre también impactaría indirectamente en otras fuentes de trabajo, dado que la planta se encontraba alejada de la zona céntrica, por lo que alrededor de la industria se había conformado un área comercial para abastecer a los empleados, que llegaron a ser más de 1400. La ciudad pasó de los festejos a la conmoción, dado que el domingo habían celebrado los 100 años de Eldorado, y el lunes trascendió la noticia.

La situación de Dass no es ajena a la crisis que atraviesa el sector del calzado. Amicone indicó que en los últimos cuatro años se perdieron 10 mil puestos de trabajo y las ventas cayeron en un 40 por ciento. Según el último dato del Indec para el mes de julio, la producción del calzado acumula una caída del 6,6 por ciento en lo que va del año.

“El 2016 fue llevadero, pero en 2017, llegó el tsunami”, describió Amicone. En agosto de 2018, cerró la planta Extreme Gear, en el barrio bonaerense de Esteban Echeverría, que confeccionaba calzado para Adidas. En noviembre de ese año, cerró Paquetá, empresa que producía zapatillas para Adidas en Chivilcoy. En abril de este año cerró en Luján TecnoSport Latinoamericana, proveedora de Nike. Y en junio, Puma cerró su planta de Chilecito, en La Rioja.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ