Fallo sobre accidentes en un juicio de Tití Fernández
La Constitución corre peligro
Exclusivo: el juez Alejandro Segura fallará cuestionando la legalidad del régimen de riesgos de trabajo y del último DNU. 
La demanda sobre la que decidirá el juez fue presentada por Miguel Angel “Tití” Fernández. La demanda sobre la que decidirá el juez fue presentada por Miguel Angel “Tití” Fernández. La demanda sobre la que decidirá el juez fue presentada por Miguel Angel “Tití” Fernández. La demanda sobre la que decidirá el juez fue presentada por Miguel Angel “Tití” Fernández. La demanda sobre la que decidirá el juez fue presentada por Miguel Angel “Tití” Fernández. 
La demanda sobre la que decidirá el juez fue presentada por Miguel Angel “Tití” Fernández.  
Imagen: Leandro Teysseire

Desde hoy mismo, los jueces pueden pronunciarse sobre si cumple con la Constitución el decreto de necesidad y urgencia firmado por Mauricio Macri para reducir la indemnización en caso de accidente de trabajo. Página/12 pudo establecer a través de funcionarios de la Justicia que pidieron reserva de su identidad que por lo menos un juez, Alejandro Segura, fallará en contra del decreto.

El fallo apuntaría al artículo tercero de decreto. Dice: “Las modificaciones dispuestas en la presente norma se aplicarán en todos los casos, independientemente de la fecha de la primera manifestación invalidante.” Traducción al castellano: si la reducción de las indemnizaciones se aplicara hacia atrás, esa retroactividad violaría la Constitución. 

La demanda sobre la que difundirá su decisión el juez Segura fue presentada por Miguel Angel Fernández, el célebre Tití Fernández, que les inició juicio a la aseguradora de riesgos de trabajo Experta ART SA y a Galeno ART por el cobro de una indemnización luego de una serie de afecciones serias tras la muerte de su hija mientras el periodista cubría el Mundial de Brasil 2014 para Torneos y Competencias y Fox Sports. 

Un párrafo en el fallo llama la atención. Tiene tono de declaración de principios. Señalará Segura en el texto que, según todos los indicios recogidos, se conocería hoy mismo: “Tomo esta decisión porque participo, junto a centenares de miles de mujeres y hombres, de lo que he dado en llamar ‘ethos matancero’. Es un sistema de ideas delineado por la Pastoral Social de monseñor Bufano y el mensaje a los sindicatos de San Juan Pablo II del 10 de abril de 1987 en el Mercado Central. Entre nuestrxs hermanxs accidentadxs y enfermxs por trabajar y al rentabilidad de las aseguradoras, este magistrado no abriga dudas sobre cuál es el bien jurídico que debe tutelar.”

Segura subroga un juzgado laboral y su tribunal, en La Matanza, sigue sin habilitarse desde 2012.

Tres claves de su definición:

*El ethos matancero sería una forma de comportamiento adoptado por los grupos sociales que viven en La Matanza, el distrito más grande de la provincia de Buenos Aires.

*Fallecido en 1990, Rodolfo Bufano fue obispo de San Justo, en el corazón de La Matanza.

*Justamente Bufano organizó la gran misa del entonces Papa Juan Pablo II en el Mercado Central, que también está en territorio matancero, con la participación de cientos de miles de trabajadores encabezados por Saúl Ubaldini. “Sería una pena que faltase la solidaridad entre los trabajadores, cuando las condiciones laborales se vuelven degradantes o cuando crecen los abusos y la arrogancia en quienes, desde su posición ventajosa, se atribuyen derechos que en modo alguno les corresponden”, dijo el Papa.

Para el juez, como el DNU no puede aplicarse de manera retroactiva, quedaría inalterable el reclamo de Tití Fernández. La suma que debe recibir “jamás pudo haber sido afectado por esta norma cuya desactivación decido”.

Según pudo saber este diario, el fallo de Segura señalará también que la última versión de la Ley de Riesgos de Trabajo entraña otras violaciones a la Constitución. Una de ellas, impedir el litigio judicial en favor de comisiones médicas que solo son instancias administrativas. 

[email protected]

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ